Errores comunes al hacer videos

1.1. Propósito y alcance del trabajo

Hoy, no debemos cuestionar «si» debemos utilizar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en la educación sino «cuándo» y «cómo». Seguramente la utilización de recursos audiovisuales es repetitiva y no se da más allá de presentaciones en Power Point. En el caso de los videos, unos utilizan Youtube, otros se animan a la realización de los propios, pero preocupa la calidad y la intención detrás de estos elementos. Nunca cuestionamos «cómo» se deben utilizar los videos, aunque sí tenemos en cuenta de que deben ser concisos, debido a que en el tiempo que atienden a los videos el cerebro ya ha divagado por otros pensamientos. Hoy, tenemos camino y estudio recorrido que nos permite analizar elementos coherentes con la utilización de los videos. El video analizado en detalle no educa pero el mal uso de él sí deseduca.

El presente trabajo de investigación se enmarca en la materia Diseño y Evaluación de Video, impartida por la docente Anahí Lovato. Dicha asignatura se encuentra en el quinto año del Profesorado en Informática, situado en la Facultad de Humanidades, Ciencias Sociales y de la Salud de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE). El artículo que a continuación se detalla busca identificar los errores más frecuentes que se cometen a la hora de producir un video educativo. Por lo que el fin último es evitar que a la hora de implementar videos educativos, la discusión sobre «lo que se ve en el aula» se traslade a «lo que se ve en el video», porque sería «pasar del uno al otro sin mediación…sin reflexión alguna». No se trata de «pixelizar» la experiencia que ofrece el aula, sino de problematizar los saberes que se producen con imágenes.

2. Errores de producción

Evitar cualquier error común en la grabación o edición de un video incrementará cuantitativa y cualitativamente el compromiso y fidelidad de nuestra audiencia. Usar imágenes de mala calidad o mal comprensibles desmerecerá la información. Tampoco es positivo controlar excesivamente el trabajo de los actores en un video, porque dará una imagen de forzado y no natural y, sobre todo, desesperará al oyente al no entender el razonamiento del personaje en el video bajo producción. En general, solemos dar más importancia al video que al actor/locutor. Sin embargo, será nuestro personaje, interpretación y su mensaje el que debe atrapar al usuario. Tener un personaje mecánico o poca credibilidad puede desvirtuar el mensaje del video, por importante que sea el aspecto visual.

Imperfecciones como el «ojo rojo» en una foto o el «shaky camera» (cámara inestable), trucos visuales o movimientos de cámara que revelan la calidad amateur; música repetitiva que suena en todo el video o el abuso en cortes, transiciones o animaciones, sólo terminarán cansando al espectador. La mala elección del formato terminará por cargar largamente un video que debería ser soportado por dispositivos móviles y el abuso de efectos, más que sorprender, aburrirá. Finalmente, saltos bruscos en la calidad de imagen o de montaje, iluminación deficiente (pausas «a ciegas») o exposiciones que producen rostros como «fantasmas» son situaciones con las que un usuario se puede encontrar y que no dejarán nunca bien parado a un producto.

2.1. Problemas de iluminación

Una textura o un efecto visual tras la imagen suelen verse artificiales, así como los fondos en movimiento. El uso de las transiciones es clave para evitar que el espectador se sienta aburrido, pero sobrepasarse con ellas hará que el vídeo adquiera un toque antiguo. Se han de utilizar en función del montaje y crear una línea de estilo que ha de ser constante en toda la producción audiovisual. Al replicar la misma dinámica, recursos y subdivisión de cada capítulo de una serie, por ejemplo, el espectador deberá sumergirse más en el vídeo y su contenido. Aparte de ello, ofrecer estabilidad visual debe ser el principio que guíe a quien esté frente al entorno de montaje: han de existir reglas y guías visuales claves para el espectador y la creación de entradas y salidas a fondos blancos o negros que separen distintas ideas aportarán un ritmo que hará al vídeo más entretenido.

La iluminación baja es otro error recurrente en los vídeos que se capturan y la tipología que se produce en un entorno casero suele pecar de excesiva luz artificial de fondo. El vídeo casero ha de apostar por la luz natural o, si no se puede aprovecharla, dar un toque de luz blanca o un pequeño led para iluminar bien el rostro del entrevistado o el presentador. Cuanto más cenital sea el diseño de la iluminación, más aspecto periodístico tendrá el vídeo.

3. Errores de grabación

Llevar muchos frentes abiertos durante la grabación puede volverse en nuestra contra. Si, además, no contamos con un presupuesto descomunal, las posibilidades de acabar antes de tiempo habiendo cubierto todos los planos con la profundidad y calidad deseadas son mínimas. Si, además, los actores o el entorno no pueden repetir cada toma el tiempo que sea necesario, acabará siendo imposible lograr todos los planos que tenemos en mente. No preverlos representa una garantía casi segura de acabar grabando más de la cuenta, con la posibilidad de que algunas escenas concretas no queden tan bien como imaginábamos en nuestro guión por falta de tiempo o de que no encajen una con otra por falta de conexión lógica. Atribución: El vídeo es de Produccine.

Todos hemos pasado alguna vez por la experiencia de haber grabado un video para después darnos cuenta de que falta una parte importante, sobran detalles poco útiles o tiene fallos de sonido que afean irremediablemente el resultado. Muchas veces, el problema no es de edición, sino que se encuentra en la grabación, por eso, evitar ciertos errores comunes de grabación resulta fundamental para lograr un resultado audiovisual limpio y atractivo. Si las sceneframing que creamos en el guión no son correctas o, simplemente, no funcionan, habremos malgastado el tiempo, el esfuerzo y, muy probablemente, el dinero.

3.1. Falta de enfoque

Además de enfocar bien el contenido del que debe estar compuesto un video, también resulta vital la elección del tópico o temática principal y potente, donde introducir los distintos contenidos. Idealmente nos centraremos en un asunto de interés para el espectador, por ejemplo, una resolución a un problema que pueda tener. Ideas como sobre qué enseñar o trucos para tener éxito en tus videos en internet pueden ayudarte dándote pistas a la hora de definir una editorial para tu viñeta.

Hacer un video enfocando mal el tema dentro de él puede ser una de las cosas peores que se le presenten a tu audiencia. Piensa que cada vez se consume más información en este formato, por lo que resulta vital para el «consumidor» que vea lo que quiere en los primeros segundos. Intenta siempre centrar y acotar desde una perspectiva de «teleobjetivo» el tema para que resulte lo más interesante posible a tu audiencia. Por supuesto, un buen montaje puede ayudarte a definir justo el grueso del asunto y que tus «farolillos» no resulten molestos para el «espectador», a no ser que quieras mandar una señal (como en el caso de un videoclip, fake).

4. Errores de edición

– Videos musicales o de cualquier tipo que no cambian el plano de la cámara en toda la grabación. La idea de grabar algo es ofrecer una visión más amplia, permitiendo ver las diferentes perspectivas y tomar múltiples planos para que la edición sea atractiva.

– Ascenso del volumen final de la música. Es muy común, por falta de experiencia, pensar que subir el volumen final va a solucionar todo. Esto provoca que dejemos partes muy ruidosas y otras prácticamente mudas. Lo mismo aplica para la voz en off.

– No respetar la proporción cuadriculada en videos para YouTube. En YouTube podemos ver videos que se pixelan o deforman al ser vistos en pantalla ancha con proporción 16:9. Esto se debe a que el video no fue exportado con cintas para esa misma proporción.

– Ataques epilépticos, un ejemplo famoso es el video «Smeat» de Paul Oakenfold. La transición realizada se hace con luz estroboscópica, lo cual puede resultar molesto o incluso desencadenar ataques en personas que padecen epilepsia. Esto causa doble repulsión, tanto para aquellos que padecen la enfermedad como para aquellos que no saben si la tienen.

4.1. Transiciones bruscas

Mmm, interesante tema el de las susodichas transiciones, puede dar para un post enterito en el que hablemos de diferentes tipos de transición (corte, fundido, barrido, …), del sentido que tiene usar uno u otro (no es lo mismo, ni mucho menos, un cambio de hora realizado con un barrido que de manera abrupta), o cuándo tiene más sentido usar la misma, el mismo principio que desarrolla el bloque del vídeo. Este asunto, como hemos apreciado, es relativamente complejo y deberías estar seguro de que tu posición es sólida y está relacionada con el resto del contenido del vídeo para la posterior configuración. ¿O sí?

Apostar por transiciones bruscas en el vídeo: si hay algo que caracteriza a YouTube es la cantidad de adolescentes que preside sus hogares virtuales. La mayoría de vídeos de esta gente tienen un toque de «those so ninja!» que a los que nos superamos los 15 años ni nos imaginamos, nos ponen nerviosos. Por lo que creo que a pocos les gustaría descargar un vídeo repleto de efectos de vídeo bruscos y cargantes. Sin duda, las suaves transiciones son agradecidas por aquellos que no buscan un estilo alienante y adaptan el estilo del vídeo al contenido de éste. Cansarse del ‘lila, lila’ y marearse con un viaje por el tiempo devuelve a sugerir de manera subliminal al espectador que abandone el vídeo.

5. Errores de sonido

Todo el material que se utiliza para los montajes que hacemos en DomésticoShop tiene el permiso del autor o es de uso legal y gratuito. Los que amáis esto de la comunicación audiovisual sabéis que la música que trae las nuevas películas proviene de fuentes legales. Tendremos que usar librerías de música sin copyright, o comprar las que traen capada. No vale: «me da igual, a ver si denuncian el vídeo: así lo verá mucha gente». Siempre van a existir unos cuantos iluminados que disfrutarán de un rato de diversión intentando cerrar todos tus canales. Lo demás, igual de ilegal. Ideal para arruinarte la estrategia de marketing online. Que el responsable de grupo lleve un anotador para especular a publicar es habitual, pero no puedes dar segundas oportunidades a millones de seguidores que buscan el fallo en tus publicaciones.

Si el sonido no está bien grabado, el vídeo pierde calidad. Aparece un zumbido; el protagonista tiene simarro cuando ha comido carne con alimentos crujientes. El suelo cruje bajo los pasos del actor, etc. No hace falta montar un equipo de sonido profesional (lo suyo, es lo suyo, pero tampoco nos flipemos). La solución es fácil: cortar los múltiples sonidos que interfieran y volver a grabarlos, trayendo a un buen amigo que controle de informática. La postproducción permite hacer cosas increíbles, pero no milagros. Si también se alía será culpa tuya: habrás olvidado eliminar la pista duplicada que traía el clip. Peor que el equipo informático no es grabar audio con ruidos no deseados.

5.1. Ruido de fondo

Uno de estos consejos está referido al momento del huevo frito, una de las personas con las que compartíamos una comida hace algunos días que justo estaba grabando un vídeo empanó todo el contenido con este ruidoso sonido que provocan las burbujas de un huevo frito o cualquier otro tipo de alimento o recipiente. Es importante que seas consciente de ese ruido de fondo que está presente en el vídeo. Ten en cuenta el lugar donde grabas el vídeo. Aunque no lo oigas, seguramente el micrófono sí capte otro ruido que esté interfiriendo: ventilador, tráfico, voces. Móntate un pequeño set de grabación para el vídeo, aprovecha para colocar el atrezzo.

Esta batería de consejos, llamada «Los 7 errores que no debes cometer en tus vídeos», está diseñada con el fin de concienciar al mundo del vídeo y la educación para que cada vez nuestros vídeos sean de más calidad. Existen muchos mitos en torno al vídeo, y hay algo que es completamente cierto: hacer un buen vídeo conlleva tiempo, esfuerzo y dedicación. A través de una publicación hemos encontrado este checklist que seguro te será de gran ayuda a la hora de planificar y grabar tus vídeos. Compartía esta información Clara Cordero, profesora de un curso de video que reflejaba las reglas necesarias para que los contenidos sean atractivos y no se cometan ciertos errores.

6. Errores de guion

Resumen eterno: Si la descripción del video va a ser muy extensa y poco volátil, o si queremos aclarar ciertas cosas, es bueno hacer un copys en ciertos momentos. Los copys o subtítulos del video son esenciales en videos corporativos. En general, están infravalorados y pueden dar mucho juego en un montaje. Sirven algunas veces para dar contexto, en otras para «explicar cosas» al teleespectador, como por ejemplo «oferta única», «5 unidades», «Hasta el 15 de noviembre», etc. También se pueden utilizar los copys para contar argumentos sonoros (textos que aparecen en pantalla animados) o redactar powertos que complementen la locución. Pueden venir bien para explicar gráficos sin la necesidad de hacer una locución excesivamente pesada. A veces también para contrastar datos o dar cifras segmentadas. Otras veces para remarcar mensajes o hacer doble lectura. Muy mal colocado o escrito, que se irregularices. Hay una diferencia entre darle un plus al mensaje o hacer 3 videos en 1.

¿Sabes cómo escribir un guion? #Deberías. Si no sabes cómo escribir un guion para un video, empieza a aprender porque el guion es la base de un buen video, el esqueleto del cual colgarán el resto de elementos. Si no sabes escribir un buen guion, a nadie le interesará ver tu video.

6.1. Falta de estructura narrativa

Una de las herramientas que puedes utilizar (con cabeza, no te conviertas en un «matasuegras») es el Red Bull. «Red Bull» por una de sus más famosas campañas: «Red Bull te da alas» (Notición: te da alas). Algo tan simple y primitivo como el storytelling pero llevado hasta lo más salvaje y álgido. Una campaña a una campaña que está viva y bulle cada día, una historia que ha conseguido situarse por encima de sus competidores y que los deja a años luz de la pista de batalla. La técnica de la historia se cuenta por capítulos y cada uno de los notch o logos de Red Bull son un capítulo, eso sí, en el caso de Red Bull hemos elegido no el capítulo «normal» sino el más grande y llamativo para que os impacte en un primeras tomas a vuelo de pájaro y señalando con un pinganillo a una pantalla de varios metros. Eso sí, como veréis, cada uno está claramente separado del anterior. El gato a la derecha del «vampiro» podemos pensar que será importante o sin duda llamará la atención de públicos acuarófilos, esos que les flipan los peces, al fin y al cabo este es un «vampiro» y el gato, ¿está vaciando el acuario?, ¿dónde pez va donde la copa de nata montada?.

La carencia de estructura narrativa es quizás el error que más se repite. Si queremos que el espectador no se aburra, es importante ser directos y claros al contar nuestra historia, siempre aprovechando la ventaja de que tenemos imágenes y palabras a nuestra disposición como recursos.

7. Errores de actuación

Mal dibujar tu filmación. Este es uno de los peores errores que podríamos cometer, no solamente porque nuestro público compuesto por amigos, conocidos y allegados se burlarán de nuestro cutre-vídeo. Únicamente por el hecho de que nuestra filmación sea claramente reconocible como tal pierde el punto de ser parodias, fake-vídeos, etcétera. Algunos de los aspectos menos cuidados y por los que se ve a leguas que un vídeo de estas características es falso son: – La composición de la imagen, porque no se respeta ninguna regla de tercios no se compone correctamente creando un sentido de realidad negativo que arruinará por completo el conjunto. – La grabación de subtítulos, algunos se limitan solamente a un texto fijo situado en la parte inferior de la imagen sin ningún tipo de animación o movimientos. – Los encuadres, que si bien ilustran muy correctamente en qué punto del juego ocurrió aquella escena, normalmente suelen dejar algún tipo de margen o rincón con una información obsoleta. Tal vez deberíamos dedicar un tiempo a esos detalles ya que después de hacer un perfecto montaje es donde suelen recaer más las críticas. Que sea reconocible, evidente, natural u obvio. Son sinónimos de intrascendente, insulso e ineficaz. Todo en el vídeo ha de ser conocido de sobra por el espectador, pero no ha de saltar a la vista que lo es.

7.1. Falta de expresividad

Dejad un respiro entre oración y oración. Se puede cortar y pegar dichos respiros si consideráis que han sido demasiado largos, pero sin ellos el vídeo perderá fluidez. Considerad que el mensaje debe ser claro y entendible. Aseguraos de que la locución es coherente, la dicción correcta y la pronunciación adecuada. Utilizad el lenguaje no verbal. Podéis utilizar todo tipo de recursos icónicos (gestos, movimiento) y prosódicos (cambios de entonación, enfatización de palabras) para enfatizar partes del mensaje y estructurar el contenido. Finalmente, os pongo al final del post un enlace a un tutorial de Isabel Martos sobre la ganancia vocal que os puede interesar.

En cuanto a la grabación del vídeo, es probable que este error no resulte obvio desde fuera, aunque sí es evidente al verlo, por lo que en este caso os animo a que grabéis un vídeo ensayando, sigáis y corrijáis cuantas veces haga falta antes de subirlo. Evitad las interrupciones y los tropezones que en directo pueden pasar desapercibidos, pero que en un vídeo removerán al espectador más condescendiente.

El hecho de que el entorno en el que nos tenemos que mover sea la pantalla del ordenador resulta probablemente en una adopción de una postura más rígida y mecánica que cuando estamos siendo observados por una persona de carne y hueso. Es necesario cuidar tanto el habla como la gestualidad y la corporalidad. Algo muy frecuente a la hora de grabar, en especial si no estamos acostumbrados a hacerlo, es la adopción de un tono muy monótono. Si quieres hacer contenido de calidad y que tu audiencia preste atención lo ideal es que hables en un tono alegre y dinámico. Esto no significa que te pongas a gritar como si fueses un «showman» circense, pero sí que intentes transmitir cierta emoción.

8. Errores de publicación

Repito el cierre de los videos. Publicadas. Muchas veces el final del video es lo más interesante, dale un empujoncillo con las palabras! Nueva marca de agua. EachTime elijo la parte más visual y espectacular del programa y animo a sus seguidores a entrar en su web. Best Friends. Entrevistas a YouTubers. PT100, describir y etiquetar correctamente el videoorganizalagh. Me obsesiono con el número de visitas diarias. Noches en vela. Las visitas llegan solas, Google ha elegido tu video: esa es tu única responsabilidad y deberás centrarte en los factores desencadenantes para posicionar tu video: actividad en redes sociales, acciones específicas de trupp establec, qué acciones estás llevando a cabo dentro y fuera del video, qué feedback estás recibiendo del público comportamiento una vez en tu video. Y ACTIVIDAD. No te distraigas con las métricas equivocadas.

Dentro de tu canal, de tu audiencia y de la forma de consumir tus contenidos. Escribo todo el guion e intento seguirlo visualmente siempre, pero sobre todo en las entradillas y finales de los videos. It’s frustrating.

8.1. Mala elección de plataformas

El blog es el gigante de público real en el que me muevo y por tanto a él, pese a mi falta de conexión emocional con el ente virtual, subo casi todo. La grandeza aquí viene a costa del poco nivel de contenido en comparación con el que publico en la prestigiosa revista PANENKA, donde sí cuidamos mucho el contenido y bastante menos el uso que da de nuestro trabajo la sufrida vuelta a los quioscos, a lo que en breve volvemos. Además PANENKA activará muy pronto la plataforma online más sorprendente de cuantas se han visto hasta la fecha. Y desde aquí os aviso: nadie de buena fe comprará ni un ejemplar más que el que quiera tener LOCALIZADO en su estantería.

Escogemos la misma plataforma. Yo tengo muy pocos seguidores en Youtube. Youtube no premia a los vídeos subidos jugando al billar en las conferencias (lo acabo de comprobar) y muy pocos de mis suscriptores son biliardísticamente hablando mi segmento de audiencia más interesante (seguramente prefieran al indomable Lechuga Hernández). El resultado es obvio: tanteos discretos como éste. Me hubiera convenido mucho más subirlo a Vimeo (plataforma que, ya digo, no utilizo nunca). En cambio intento premiarle principalmente las piezas más elaboradas. Lo que pasa es que si os soy sincero para llegar a esos 100 vídeos me ha hecho falta 1.000 vueltas o el serios vídeos documentales.

9. Errores de promoción

No des por supuesto que los visitantes de tu blog o web utilizarán la opción de compartir. Probablemente perdamos la oportunidad de llegar a muchos usuarios si no ofrecemos de manera explícita esa opción. Otra idea errónea frecuente es pensar que el contenido aportado por el video habla por sí mismo y solo apoyándonos en calidad de éste llegará a un público masivo de manera espontánea. La promoción es necesaria en la mayoría de los casos (no tenemos las estrategias de YouTube). Incluye enlaces a la versión original de tus videos insertados en otras webs. En muchas ocasiones llegará a nuestra página un visitante atraído por lo observado en otro. Puedes perder la oportunidad de fidelizar o aumentar el tráfico ofreciendo un video sin la referencia a su origen.

Realmente suelen cometerse errores de promoción, de hecho, este aspecto suele desatenderse en demasía. Si has puesto esfuerzo en realizar un video, lo propio es hacer algo por distribuirlo entre el público. De entre los errores de promoción más comunes y más evitables está el de no poner enlaces al video en todos los lugares de los que dispongamos: perfiles de redes sociales, firmas de foros o de emails, blog. Otro error es el de limitar la promoción de un vídeo a sus primeros días de vida. En realidad, el contenido que potencialmente aporta un video a un blog o web es atemporal, de manera que la promoción puede y debe mantenerse a largo plazo.

9.1. Falta de estrategia de marketing

Evidentemente, debe ser trabajado este aspecto: desde una buena campaña de Inbound Marketing, unos banners bien realizados, una buena nota de prensa, un anuncio de AdWords atractivo y, cómo no, palabras clave muy controladas para el SEO. En definitiva, una completa labor que, si son gráficos o mediante vídeo, suele finalizar con el porcentaje de conversión de nuestros actuales potenciales clientes. Normalmente nos encontramos con que el vídeo, por sí mismo, es una excelente pieza de vídeo para ser colocado con una buena nota de prensa que incluya una llamada de atención, algún tipo de estímulo visual en nuestras RRSS que nos dirija a ver el maravilloso vídeo que tenemos o, si el bolsillo lo permite, enlazado a una buena campaña de AdWords.

Aunque has titulado a la perfección la temática del vídeo, sin embargo, en anteriores artículos de nuestro blog te hablábamos de la necesidad de establecer una clara estrategia de marketing para conseguir que tu vídeo sea efectivo. Simplemente colgando en las redes sociales tu spot, no se cumplen en la mayoría de los casos los objetivos que buscas. Por ello, te recomiendo que te pares a pensar en esta estrategia. Antes de nada, deberás plantearte los siguientes aspectos: a qué targets quieres llegar con tu vídeo, qué función tendrá dentro de la comunicación de tu empresa (generar contenido de seguidores, actuar en fidelización, etc.), a qué redes sociales y demás canales quieres publicarlo. No sólo basta con colgarlo, también deberás plantear acciones (con un incentivo claro) para lograr que se viralice, hacer un seguimiento continuado del efecto del mismo e invertir en que el ratio de visualizaciones sea el adecuado para cumplir nuestros objetivos.

10. Errores éticos

La publicidad es imprescindible para las marcas, es el momento en el que pueden hacer llegar su mensaje a las personas, pero, ¿por qué ponéis publicidad al comienzo de un video tutorial? De verdad nadie que sea tutorial o receta necesita 1 minuto de publicidad antes de poder ver el video. Está bien, buscad esa monetización, pero, en el último tramo, con un cuarto de hora de contenido no veo nada malo que incluyáis publicidad de 10 segundos dentro del video. Cada vez le damos más poder a la marca y menos al creador, no entiendo por qué cada día más gente sigue esta estrategia si es un contenido tan maleducado. Que la niña de 12 años pueda maquillarse como una quinceañera no creo que sea un video muy ético, ni creo que la marca deba fomentar este tipo de sexualización de menores. No os limitáis a crearlo, también tenéis la libertad de publicarlo o no.

Puede que pienses que una marca manda sobre su propiedad, pero la realidad es que los derechos de autor están para algo. Hacer un uso indebido del material no te hará quedar bien, además que podrías verte con problemas. Una grabación de 3 minutos nos asegura que casi nadie la va a ver entera. No abuses de la paciencia de tu audiencia. Ver un video que promete ser interesante y luego ver que se desinfla y llega a los 7 minutos es decepcionante y hará que esa persona no apueste en un futuro por tu contenido.

10.1. Uso inapropiado de imágenes

Aunque la música utilizada sea libre de usos o incluida en cualquier software de edición y diseño, asegúrate de que el volumen de la música no sobrepase la pista de voz de los protagonistas. Recuerda, la música es un complemento del mensaje pero no el protagonista, por lo que debe estar en una línea de segundo plano sin dominar ni molestar. Adicionalmente, no es lo mismo el volumen percibido en los auriculares que en los altavoces. Aconsejamos reproducir el vídeo en diferentes dispositivos antes de publicarlo para comprobar que se escucha bien en todos y el volumen es el óptimo. Si aparece algún contenido digitalizado que has obtenido a través de DVDs, internet, aplicaciones, etc., confirma que la información precedente es de la fuente correcta y está actualizada. No utilices elementos externos obsoletos.

Si decides grabar las imágenes tú mismo con cámaras, móviles o dispositivos de grabación, asegúrate de que cuando montes el vídeo, las imágenes estén bien centradas y sean estables, para evitar sensaciones de desequilibrio o mareo.

Muchas veces vemos que utilizamos imágenes sin el permiso debido. Si tienes la intención de utilizar una imagen, contenido, música, etc., comprueba que dispones del copyright de dicho material. Trabaja solo con archivos abiertos o bien autorizaciones escritas con las que puedas acreditar la obtención de los productos. En algunas plataformas, como por ejemplo cuéntica, podrás acceder a una galería de imágenes de uso libre y de calidad.

11. Errores legales

El segundo error viene determinado por la procedencia de determinados bancos de música gratuita para más. Alguno de ellos aparece antes de la cancelación del contrato con la SGAE, bien porque revientan las condiciones legales prefijadas por Youtube, o porque se dedican a colar publicidad en tus creaciones. Por esos motivos hay que ojear en las condiciones por las que el banco ha sido concedido, y asegurarse de que Google aún no ha basado un herbario en el caso descrito.

La llamada fórmula 3-2-1: en caso de duda, produce tres segundos, quítalo dos centímetros de la pantalla o cúbrelo un 30%, y que desaparezca en uno. Si lo anterior falla, abre al público la caja: 1) reproducción de obras, 2) distribución y puesta a disposición, y 3) comunicación pública.

No pedir los permisos.

11.1. Violación de derechos de autor

Lamentablemente, no hay una respuesta fácil y simple a esta pregunta. Las leyes de derechos de autor varían de país a país y los abogados y jueces difieren en su interpretación de estas leyes, así que no hay simples reglas que se puedan seguir sobre lo que es seguro y lo que no. Sin embargo, existe una excepción de derechos de autor llamada «uso legítimo» en América y «uso leal» en la mayoría de los demás países. Bajo el uso legítimo/leal, el público puede utilizar con seguridad elementos de obras con derechos de autor para comentarios, usos noticiosos, sátiras, parodias, usos educativos y usos con fines no comerciales. El macrociclo Complementariedad/Competitividad es escaso, ya que en un video proactivo sólo se suele encontrar el competitivo, así que como es nula o escasa la posibilidad de completar el video, el único uso que podría tener la competencia es la elaboración de una ficha de competencia que permita una lectura del lugar.

Puede pasar por alto todas las prohibiciones legales a la hora de elaborar un trabajo educativo. Pretender que no vamos a compartir o subir un video creado sin estar contrastados aspectos formales, como la selección de músicas, videos y otros objetos, lleva a un problema de legalidad que puede provocar que nuestro video sea retirado de Internet o remitido a la justicia. Esto es trascendente. No está permitida la protección de las características de éstas, como tampoco está permitido crear una obra interactiva sobre un video con derechos de autor. Siempre estaremos sometidos a la LPI (Ley de Propiedad Intelectual), y en este sentido, sólo podremos ceder determinadas obras o una copia de las mismas cuando seamos titulares de los derechos.

12. Errores tecnológicos

Los más comunes, en función del origen, son: errores preventivos, errores debidos a falta de conocimientos, errores del propio equipo técnico o errores debidos a falta de infraestructura. Los errores preventivos se producen cuando no se prevé con antelación que puede llegar a cometerse un error en la obtención de imágenes: por ejemplo, no preverse de que se obtendrá un reflejo al grabar una pizarra blanca brillante sin un backlight. Los errores debidos a falta de conocimientos provienen, como indica la propia definición, de la falta de conocimientos en el dominio técnico. Es muy común considerar que quien sea pedagógico-comunicativamente competente sabrá realizar su trabajo con herramientas audiovisuales, lo que no siempre es cierto, tanto como creer que por el mero hecho de saber algo de tecnología el miembro del equipo técnico apropiado será competente también en los dominios comunicativo y metodológico. Un claro ejemplo lo tenemos en la difusión actual del vídeo para proyectos de formación.

Pero ojo, que además de errores fatales por contenido o estética, hay varios errores frecuentes de tipo técnico que afectan más a la gestión que a la comunicación en sí. Se trata de errores de producción, debidos mayoritariamente a la falta de conocimiento técnico del medio o de infraestructura adecuada. A continuación te indico los errores técnicos que más me encuentro a la hora de realizar grabaciones de video para proyectos de formación.

12.1. Problemas de compatibilidad de formatos

El formato AVI es por excelencia el formato más usado, ya que dentro de un archivo AVI, un contenedor de contenidos en formato audio/video, combina tanto video como audio en su interior. Aunque muchos archivos AVI pueden tener extensiones propias como por ejemplo XVID o DIVX. Aunque tan comunes como AVI son los archivos MKV, que almacenan archivos de audio en AC3 y DTS sobre todo, y archivos de video con una gran cantidad de códecs, DivX, XviD, H264, Theora, VP8, etc. Aparte de permitir, sin problemas, incluir varios audios y subtítulos en el mismo contenedor. Aunque tan comunes como AVI son los archivos MKV, que almacenan archivos de audio en AC3 y DTS sobre todo, y archivos de video con una gran cantidad de códecs, DivX, XviD, H264, Theora, VP8, etc. Aparte de permitir, sin problemas, incluir varios audios y subtítulos en el mismo contenedor.

¿Alguna vez has tenido problemas a la hora de ver qué formato acepta un periférico a la hora de leer archivos MP4, AVI, MKV? Cada dispositivo permite un número limitado de extensiones de video y audio. Para solucionar este problema contamos con aplicaciones con las que convertir nuestros videos a un formato específico para nuestros estándares.

13. Errores de diseño

El stream es una gran opción si estás dispuesto a aprovechar el potencial pedagógicamente para llamar la atención del área y, consecuentemente, más. En ocasiones, el consumidor prefiere en directo porque no se imagina qué dirás y eso aumenta la intriga. Puedes planificarlo previamente o buscar un naming apelativo para desvelar el tema y si tienes ganas de rodar este minuto adelante al que será unión del «teaser» que se hace a última hora, tanto si es un lugar web, redes sociales o tú mismo. Los Watson y el EI empezaron como un servicio de I+D con el objetivo de crear un asistente digital para profesionales de los sectores financieros y bancarios.

Claro que las filas se asocian con la pandemia. Es un buen momento para ponerse el pijama y hacer el stream semanal al que se conectan tus clientes para escuchar las novedades y ofertas. Y a continuación, diferentes temáticas. Por ejemplo, a Ria Video Soluciones le encantan las entrevistas sobre esta pandemia a personas nuevas. Igual no deja responder el tema en cuestión, pero una vez has aprendido algo sobre ella, acabas viendo el artículo o curiosidad que recibes en su webhook. Originalmente, 10 millones de vivos. De nuevo, un botón call to action en el texto que haga llegar al lugar donde quieres dirigir al cliente, ya sea tu web para más información sobre productos de tu e-commerce o la descripción del propio producto en formato blog. Esta es una muy buena opción sin duda; te ayuda a configurar el «gamazing» sobre tu web pero no requiere, al menos a priori, otro de manera prioritaria.

13.1. Falta de coherencia visual

Un espectador al que, por ejemplo, el trucaje envejezca de forma ostensible a un personaje, tendrá que usar parte de su esfuerzo en obviar el desajuste para disfrutar de la historia que se le quiere contar, pero es que, precisamente, nuestra obligación es no distraer o, al menos, distraer lo menos posible al público. En términos fílmicos, hablamos de puesta en escena, términos que une atrezzo, iluminación y acciones de los personajes. El veterano realizador español Antonio Isasi-Isasmendi me explicó en una ocasión que el western era, desde su punto de vista, el género más asequible para el aficionado, pues no es fácil distraer al respetable con el atrezzo y la acción de los personajes en la muy amplia extensión de un western. Creo que hoy día podemos encontrar ejemplos muy válidos, tanto de cómo hacerlo bien, como de cómo hacerlo mal, dentro de las series o telefilmes rodados en la actualidad.

Estamos condicionados por lo que solemos ver en cine y televisión. Un plató de cine vacío no transmite ni la mitad de lo que transmite una playa de la que el espectador no ve nada, pero si oye el crujir de las olas y las gaviotas. Si lo vemos en un paisaje al que se le nota belleza, mucho mejor. Esto es un problema para los aficionados, autodidactas o solochachis, pues la calidad de los sets, atrezzo, vestuario y maquillaje dejan mucho que desear, y, habitualmente, el montaje de medios constituye parajes del mismo calibre, creando bastantes incertidumbres. La solución, en la medida de nuestras posibilidades, pasa por cuidar estos determinantes con esmero, preocupándose de poner a trabajar en esta parcela de la narrativa visual a los especialistas del ramo de los que dispongamos, si bien es cierto que en nuestras manos estará sacarle el máximo rendimiento a lo que tengamos y a nosotros.

14. Errores de narrativa

Hacer un buen guion es hacer todo bien, independientemente de que el video esté en movimiento o de que, por sí solo, la narrativa de la imagen te haga olvidar la narrativa del producto. Encontrar el relato correcto para conmover emocionalmente es esencial. Algo difícil si lo documental, por ejemplo, se asemeja más a una presentación de PowerPoint que a una historia. Aceptar que hacer un video no es simplemente contar una historia. Y aquí es donde muchos patinan y cometen errores. Vamos con un compendio rápido y sucio de errores narrativos. También de la narrativa audiovisual, de las series de imágenes narrativas, también la parte que deberíamos proyectar para conseguir incluso lo que se persigue en su producción, también está en la cabeza medirnos acordar con el vendedor qué producto en nuestra historia.

Crear un video no es simplemente contar una historia. Y aquí es donde muchos patinan y cometen errores. Vamos con un compendio rápido y sucio de errores narrativos. También de la narrativa audiovisual, de las series de imágenes narrativas, también la parte que deberíamos proyectar para conseguir incluso lo que se persigue en su producción, también está en la cabeza medirnos acordar con el vendedor qué producto en nuestra historia: desde todos los personajes que interactúan en el relato de miedo que encontramos en grandes pantallas, pasando por una inserción en una historia de la vida real o la aparición de una historia apoyada en auténticas imágenes de un héroe, la narrativa está presente de una cámara que quedaron impresas en un deseo continuo de emocionar.

14.1. Desenlace predecible

El director inglés Alfred Hitchcock era casi neurótico con el final de sus películas e impidió que un periodista de Cahiers du Cinéma 24 horas antes del preestreno en Nueva York de «Con la muerte en los talones» saliera del restaurante con el desenlace en sus costillas por más que le rogara («¡Anda, Al, qué más te da, ya has ganado mucho dinero con tus demás películas!»). Cuando Hitchcock rodó «Los pájaros» implantó un cartel en la entrada del set con esta frase: «No deje escapar al pájaro con el esbozo del desenlace». A nadie le costaba imaginárselo, pero pudiendo emitir imágenes mentales bastante imaginables ya, como para ahorrarte unos peniques, se esforzaban en sacárselo entero de la cabeza. Avisaba: «si encontramos al desaparecido lo despediremos inmediatamente y», como colocaba el escenario de la isla desde el show, sabía que tenía una oportunidad.

Si la historia suma tensión de a poco hasta llegar a un punto culminante, no dejes lugar a la imaginación, no «primerees» el desenlace en esta segunda parte. Dos ejemplos claros en los que trabajan son esos programas de nuevos misterios que ya están contando el desenlace cuando nos hemos enganchado con el relato. El segundo ejemplo es similar y comparte un error con ellos: los avances cinematográficos que estropean el final, añadiendo un suspense que ya no habrá.

15. Errores de duración

De aquel tiempo se ha pasado a la campaña de alta frecuencia. Una cadena española se dedica a tirar de ‘records’, que por cierto somos los únicos que los conocemos y eso lo desconcierta hasta las propias revistas del ‘Guinness’. Eso sí, no son capaces de asumir que los récords con mi móvil se grabarán el martes 31 de septiembre a las 32′ 05») en su intento de homenaje o, qué más da el motivo. Vale todo con tal de llenar y, en palabras suyas: “fiestas-concurso-homenajes». Hasta ahora, la televisión del antiguo “no des la hora . . . » consigue que el día le dure al espectador lo mismo que a la pantalla con sus paulatinos recordatorios a “primeras imágenes» o “hasta las 23’15» (ojalá no se ponga el 23’18»).

Viejos tiempos con películas de cine. Eran los curiosos ’10 minutos de espera’ que precedían al inicio de la película, con varios anuncios de televisión incluidos. Tiempos muertos más difíciles de soportar se han hallado en la televisión. Una prestigiosa cadena de las de antes como La2, evitaba los tiempos muertos con una mosca (animal) que volaba por la pantalla para mantener la atención. Los «pagos fraccionados» eran corrientes a principios de los años 50 en España. El turrón, el coñac 103, los cerrajes Mora y Muñoz o la aspirina Bayer, entre otros, nos daban a conocer la duración de los días (y de las noches).

15.1. Exceso de contenido

1. Coloca los créditos al destino de la producción. De inmediato interesará el contenido. 2. El vídeo no puede durar más de 5 minutos. 3. Aconsejable estructurar el vídeo informativamente hablando. 4. Informa visualmente. Aún más, visualiza los datos. 5. Introduce el vídeo.

En primer lugar, es necesario tener en cuenta que la optimización del tiempo y los recursos son claves en la gestión del conocimiento. Por lo que se recomienda, en caso de estar pensando en desarrollar materiales diversos, hacer un plan previo del desarrollo integral del proyecto y no generar contenidos por separado. En segundo lugar, y como consecuencia de lo anterior, es esencial compaginar de una manera adecuada en los videos el nivel de profundidad en la información y el tiempo de visualización. En este sentido, en las redes sociales más populares el tiempo de visionado medio está alrededor de los 10-12 segundos. En cualquier otro medio online, donde suele ser habitual que el usuario pueda interrumpir la reproducción en cualquier momento para consultar otro contenido, es aconsejable no empezar los videos con largas introducciones o créditos. A continuación, se disponen de cinco efectivos consejos básicos para mejorar tus videos:

A veces, tenemos la necesidad de abarcar con los videos todas las actividades que realizamos para justificar el presupuesto que destinamos a ello. También ocurre que la diversidad de audiencias, temáticas o impactos justifica disponer de una grabación específica para cada uno y, con el tiempo, el número de materiales se multiplica de tal manera que es muy difícil gestionarlo. Este suele ser uno de los errores más graves que se producen en este ámbito, ya que al final, la dificultad de gestionarlo implica la pérdida significativa del recurso que supone responder a aquellas necesidades concretas y resumen.

16. Errores de ritmo

6. No cuadrar bien el punto de corte (Toma reiterativa de algún SL sobre corte desajustado). Si el corte se efectúa justo en el instante idóneo que el espectador almacenó la última toma, se genera en el espectador una sensación positiva que puede ayudar a que se involucre más en lo que está viendo. Si por el contrario se produce un retraso con el estímulo visual deseado, el espectador experimentará una leve sensación de desagrado hacia el montaje que podemos denominar de estancamiento. Si se produce un corte adelantado en relación con el estímulo visual, el espectador aún estará gozando de la última toma, pero antes de producir tal sensación de satisfacción ya estará siendo estimulado visualmente, con lo cual se cargará de tal forma la atención de este que presentará una resistencia evidente ante las siguientes tomas posiblemente gozables.

No tener en cuenta el ritmo de la edición. Con ritmo ya nos referimos a la velocidad a la que se suceden las diferentes tomas. Y, al igual que en música, el ritmo es igual de importante que la melodía. Ten especial cuidado con que las primeras imágenes no sean disfrutadas en exceso. Eso podría agotar la paciencia del espectador.

16.1. Pacing inconsistente

Este fenómeno se da tanto a nivel del montaje, donde las transiciones entre planos en algunas secuencias son más rápidas que en otras, como a nivel argumental, cuando el contenido de la secuencia requiere ser más desarrollado o explicado y acaba por resultar cansino. Nuestro video se hace una montaña rusa, nos subimos al tren sin saber lo que nos espera tras la siguiente curva y además estamos metidos en un vagón al que aún no le hemos cogido el ritmo de crucero. Un pacing acertado enfatiza aquello que consideramos más importante. Si caemos en el error de darle la misma importancia a todos los puntos, acabará por aburrir o confundir al espectador y de nuevo, el video no cumplirá ese objetivo de captar su atención.

Un error muy común que nos encontramos en los primeros videos de nuestros alumnos y alumnas es el pacing inconsistente. Gracias a las herramientas de storytelling, hemos encontrado el término adecuado para expresar este desequilibrio que se produce muchas veces en los videos de los participantes de nuestros cursos previos sobre video didáctico o video storytelling. Pacing se refiere al ritmo o la velocidad con la que presentamos la información; no es lo mismo un video con un montaje ágil y rápido que uno más sosegado y con secuencias de mayor duración. Si este ritmo es inconsistente, el video acaba por hacerse pesado y puede incluso aburrir al espectador.

17. Errores de accesibilidad

Añadiendo ya detalles técnicos, es imprescindible que los nombres de los ficheros y los metadatos estén bien formados y tengan contenido que transmita cualquier información posible en la Keywords, la descripción que, a pesar de ser casi irrelevante en la web, ayudará «dicen» a mejorar los índices en Internet, o los tags. Son esenciales los libros de estilo corporativos en cualquier organización ya que los que trabajan en los CMS de publicación andarán formándolo. Las descripciones de los enlaces (el elemento title) deben ser autodescriptivas (John M. Slatin Zieg, por ejemplo). Además cada título h1 debe aparecer una sola vez. Para finalizar recomendamos no publicar un vídeo en 3D, a si que se quedará en dos dimensiones «puras».

Para empezar, los videos de contenido importante no pueden ser texto; deben ser imagen en movimiento, tal y como mencionamos en la primera entrada al blog de este nuevo año. Los audios de fondo no tienen ningún valor añadido al contenido, aunque el vídeo se disfrute más si se acompaña de algún audio agradable, lo que sin embargo no se encuadra en la relación de «proporcionalidad de texto y tiempo oral – contenido». De igual manera, el contraste de color del texto con el fondo debe ser el adecuado al igual que se produce con los tamaños del texto; así que es fundamental que sean altamente visibles. Es también importante (aunque en el caso de aulas o cursos electrónicos, para el profesor) saber cuántas veces ha sido visitado o con qué periodicidad los alumnos lo han reproducido, así como si estos lo han visionado en su totalidad o han ascendido cierta cantidad de minutos (hasta determinado % del vídeo).

17.1. Falta de subtítulos

Lo primero que debéis averiguar es qué tipo de vídeos busca vuestro público objetivo: tutoriales, testimoniales, spots, corporativos, los que enfocan las acciones que se realizan en la empresa, etcétera. Hay gente que ve muchos vídeos online – en Youtube el perfil de un usuario se corresponde con el que aumenta las visitas en un 78%, es decir, se fija en las visualizaciones que han tenido o vistas de otros contenidos y si aparece algún tráiler del videoclip que está viendo tiene un 80% más de posibilidades de irlo a ver. También se fija en las distintas recomendaciones que Youtube le ofrece de vídeos en los que, si un cierto vídeo viene acompañado de uno que le interesa tiene un 50% más de posibilidades de darle al play – pero la gran mayoría de lo que ve la gente en streaming son cosas inmediatas.

Sin duda, es el error más frecuente que suele rodear a este apartado y, lo peor de todo, es uno de los que más cuesta de subsanar. No obstante, intentad que el sonido de vuestros vídeos sea lo más puro posible; un sonido de mala calidad e interferencias pueden hacer que los usuarios se frustren.

No incluir subtítulos es un error muy común y consigue que nos olvidemos de muchas personas. Además, son muchos usuarios los que los utilizan para ver los vídeos sin audio o para seguir sin entenderse con la persona que les habla.

18. Errores de interactividad

Títulos o unos minutos sufren cortes o falta de ‘fade in-fade out’. Localización de los cursos señalados. Control de calidad (falta de interactividad alguna -para lo cual se revisarán todas las líneas/objetos del VETMI- y cortes ofensivos a lo largo del video). Selección de pantalla mínima a la hora de grabar los videos (para tu información, aproximadamente es 1000x720px). Esta captura suele ser de pantalla completa dentro de una ventana en la que puedes comprobar que la resolución ha afectado finalmente. Definición de calidad insuficiente o baja en algún video. Errores de alta frecuencia, aunque desentonen menos, como animación en la transición del pointer a la lámina de diapositivas o dispositivo estacionario, filmer un cursante o haofilias son otros ejemplos. ¡Las plantillas (si acompaña) permite la homologación del visualizador del video con respectiva a otras transiciones, utiliza un margen derecho diferente a los contenidos multimedia o algún color identificativo que esté asignado a otro video?

Hablar a la cámara y no mirarla. No integrar el video con una web o materiales descargables. Las líneas de diálogo o textos interactivos están en inglés a pesar de que en la ficha del curso se indique otra lengua. En estos casos se tendrá que añadir el texto correspondiente en la lengua señalada en el campo observaciones.

18.1. Falta de llamados a la acción

Error típico #17: Hablar demasiado, desviar la atención del mensaje Es común que al explotar todos los recursos que nos brinda el formato audiovisual nos desviemos del camino y hablemos solamente de la calidad de la imagen, los efectos especiales, la música, el atractivo del locutor o la pasión que le ponemos a nuestro discurso. Es cierto que un video es un aval de la realidad en la que vivimos y la representada, y los demás perciben este hecho, en definitiva, como una divulgación adecuada, pero no es por esto por lo que realmente funciona. Un video funciona porque, si se hace bien, gusta y entretiene y, si se hace mucho mejor, encaja y conmueve haciendo que nuestros cerebros recuerden algo que comienza a gestarse en sus mentes.

Error típico #16: No pedir nada Es común dejar a la audiencia sin nada que hacer luego de consumido el video. La idea es generar un contenido que invite a hacer algo. Termina tu video invitando a tu espectador a realizar alguna actividad, reintegrando así la relación que, previamente, estableciste para encarar, de este modo, una próxima donación (suscripción, compra, lectura del contenido, petición, etc.). Cuando creas un video, recuerda que si no tienes una base de datos, no estarás pidiendo solo una donación, sino que también pedirás que les pidan a sus amigos, familiares y contactos a través de las redes sociales. Así, si pides realmente solo una donación, la solicitud será menor y podrá tener una donación menor.

19. Errores de branding

6. Mismatch of UVP (unique value proposition). This is one of the most common mistakes and the one that has the most impact on the consistency of your brand. You present your brand and, after investing minutes creating value for your brand «user,» we run out of brand (we present an offer without value, differentiator, and not related).

4. Incoherence in the brand content. Each video is a chance to transmit a message of how your brand is, how it works, how it is done (if you do not remember which are the attributes of a strong brand, you can check out this post). To do nothing for the views. Yes, you should try to increase the views and spread your video. Launch a repository. Paid portals with traffic for ad servers. Collaborate with bloggers to expand your content. But you MUST focus on your target audience. Do not fall in love with the big numbers of general views!

3. Wanting to reach a very broad mass. If you focus on a niche public, with the content of your video, you will create a much stronger bond.

A tu público! No seas predecible. Be similar and ocurrirás. ¡Crea vídeos memorables! ¿Look for a story that represents your brand? With this error, you will get that when they find you on the net, they do not remember you. Freebies, discounts, exclusives. These actions will not represent your brand.

19.1. Identidad visual inconsistente

Algunos ejemplos que aclaran de qué estoy hablando son la falta de coherencia en lo visual con el resto de los elementos, en la tipografía, colores, uso de los espacios visuales o en lo que haces con los elementos que están apareciendo. Aunque un video busque impactar con un portalápiz raro sin sentido, si este aparece en el 4 piso del edificio de la empresa que quiere vender el portalápiz, y no se dice en ningún momento que sean oficinas de diseño CREARTE, ni tampoco lo dice en el despliegue del nombre, el video está cometiendo un grave error con la identidad visual que debe guardar coherencia con todos los elementos que aparecen y con el fin de cultivar el branding de la empresa. Si bien en los otros apartes hemos hablado de aspectos muy técnicos, algunos han olvidado integrarse a otros elementos y se han montado en un videito muy bonito pero que no cuenta nada.

Muchos videos que vemos, sobre todo los que hacen las personas que no son profesionales, tienen el inconveniente de contar con poca identidad visual. En realidad, este es un factor común en quienes no son diseñadores o piensan visualmente, pero eso no hace que sea un error menos grave que los demás en esta lista. La identidad visual es un conjunto de elementos que transmiten una impresión clara, visual y acertada. Dicho claramente: es el empaque de tu video. Si esta identidad tiene problemas, muchas personas decidirán no seguir viendo tu video más allá de los 4 primeros segundos.

20. Errores de monetización

La fórmula para salvar mitificará a más de un principiante: si te encienden un vídeo por motivos de copyright, retírate. Si no te gusta que YouTube te rechace tu monetización por enésima vez, elimina la aportación visual emplazada. Gracias a esta excepcional herramienta (novedad 2013), evité 4 «Rocky claims» y dos más en vídeos de vuestros colegas. Como saben nuestros espectadores, la primera de estas peculiares procedures se dirigió a un águila, plagio de una cinta que yo no había visto. A menos que sea profesor de cine, poca docencia podía obtener de un video hecho con fines puramente lúdicos y deportivos por el pastoreo de los adolescentes estrepitoso informático, fundador en destino Fred Alcaire. Gané fama por comunicar lo sucedido en un comentario a la anotación del británico de pro, pero no me llenó.

A más de un blogger y videodocumentalista le preocupa comunicar a YouTube la información incorrecta sobre los derechos de autor de las imágenes de archivo. Hay personas que muestran o anuncian productos que no pueden ser anunciados por terceros, ya que no comunicaron a YouTube que tienen los derechos en exclusiva del contenido de las imágenes de archivo. En verdad, no puedes monetizar un video si no tienes los derechos de todo el contenido del video. En algún vídeo mío ya he tenido 5 discrepancias con la atribución efectuada en uno o en varios segundos de imágenes de archivo inocuas, habiendo sido amable con los que reclamaban y les pedía pruebas de su acusación. Uno de ellos me dejó hasta ver la referencia a su propietario sobre puesta. Lo ideal es que siempre acudas a fuentes inagotables de imágenes libres o de pago.

20.1. Falta de estrategia de ingresos

La inclusión de la publicidad en los videos es una fuente inmediata de ingresos para la Temporada, pero la inclusión del modelo en el video implica que una fuente importante para propagar ese video a miles de personas es compartida por un número determinado de empresas o entidades. En el ejemplo tenemos 4 menciones de Televisores Leader Nacion en una ventana que puede ser eventualmente las únicas a las que la audiencia que llega al sitio acuda con regularidad. Si en el modelo de negocios un ingreso importante es la publicidad en el sitio y los videos son la fuente para lograr la visibilidad del sitio, lo que le planteamos el modelo de ingresar por video se contradice con la cantidad de publicidades que incluyo en el video y el lugar al cual puede apelar la audiencia que lo mira.

El video es subido a la página de la Temporada de Enduro del Champa Bowl. Se permite a la página incluir publicidades en el video. La Tarde del Carril, Emol, La Tercera, TVN, UCV y TVM nacion, etc. incluyen un video de la carrera de año 48 del Champa Bowl en el cual incluyen una publicidad que dirige a la página. Si el vídeo es de los mejores videos de la semana, el video tiene potencial de haber sido visto por un par de miles de personas durante la semana.

Esta herramienta se utiliza en el proceso de producción de un video, por lo que realizar la estrategia de ganancias es una tarea simple además de efectiva, porque maximiza la visibilidad del video y genera una fuente de ingresos. Los videobloggers obtienen ingresos de este tipo. Al subir sus videos a la página y permitir que esta página incluya publicidades en dichos videos, ellos obtienen una ganancia. Es habitual ver corredores en competencias y al doblar la esquina, encontrarse con publicidades que han sido incluidas en videos de eventos pasados. La implementación del modelo es simple ya que sucede de la siguiente forma:

21. Errores de seguridad

23 El otro día oí repetir hasta la saciedad que los ingleses habían clavado dos cuchillos en la religión católica: La revolución de Enrique VIII y el secuestro de siete años del príncipe de los insurgentes. Claro que por mucho que el cartel ya se encuentre reposando en un reluciente cubo de basura, de las impresiones ya no hay quien les quite de en medio a los 40 o 50 amigos que llevarían siglos interesados en el pasado medieval y católico de no sé qué sitio… Noto y presiento las polvorientas páginas rellenadas de datos hechos para luego menoscabar las vibraciones.

22 La comunicación debería ser libre, universal y sin cortapisas. Pero es cierto que cierta gente lo malinterpreta todo. Si me pongo a explicar cómo un barco sale del atasco en Canal de Panamá, él no va y me suelta una amenaza velada… No aprendáis de él; el día que pillen rabia, lo primero que harán será recurrir a la violencia. La vez más notaría el cambio de color en mi cara.

21 Siempre recomendaré qué medidas de seguridad debéis tener en cuenta al desplazaros de un lado a otro. Sobre todo si se trata de desplazamientos interurbanos o por carreteras con tramos ciegos. Aún así, hay un montón de abuelos despistados a los que el ver una sección aparte les vendrá bien para que no los atropelle un coche.

21.1. Falta de protección de datos

A la hora de exponer un vídeo que se haya realizado (y está público en algún lugar como redes sociales o Youtube), desde Avelock debemos crear un documento con la mencionada normativa y que todos los que puedan aparecer en el mismo deberán firmarlo en cada una de las localidades. Proyecto realizado para gestión de la carencia manera en la prestación de ayuda a domicilio pone a disposición de todas las residencias y centros de día una guía que encabeza el protocolo asistencial a seguir en estos centros.

Si aparecen datos reales, escríbelos de manera que sea únicamente legible para organizadores y miembros inscritos, nunca para el público externo.

A la hora de hacer un vídeo, es importante proteger la seguridad de la información que se muestra en él. En los títulos, o directamente a través de los colectivos o protagonistas implicados, debemos asegurarnos de que no se omita información crucial.

Seguridad de los datos que puedan aparecer en vídeos, como direcciones de personas.

22. Errores de localización

Aparece Roberto Real, creador de la web «silencio en medio». El último video que grabaste tenía en la misma toma (por una razón que había) las siete camisetas que habías llevado al estudio, que además se las habías mandado a varios clientes (tranquilo, servidor fue uno de la lista pero no lo vi por ningún lado). Como ya criticaron un artículo doctrinal del mismo estudiante de Marketing Digital, me repito con las personas a las que les mando los vídeos pero no los ven el mismo. ¿No te estás pasando? ¿Por qué sobrecargas el contenido? ¿No será mejor una única camiseta? Como regla general, a no ser que tu vida dependa de no lucir siempre la misma camiseta, limita las cosas que cambias para que tu marca sea reconocible, pero no tanto que se convierta en un distractor.

Nos ocurre con mucha frecuencia que, después de grabar un excelente vídeo o una superentrevista, resulta que el audio no está limpio, o se oye mucho ruido de fondo, o que has grabado un ratito sin micrófono (se me olvidó encenderlo). Todo esto conlleva que nos graben ahora a Roberto la explicación. Por otro lado, un viejo truco si un espacio insalvable entre tomas y tomas al grabar un vídeo. Lo que se me ocurre ya por la fotografía.

22.1. Falta de adaptación cultural

Pero quizás la adaptación cultural más difícil para una multinacional o una empresa que vende una gama de productos o servicios muy diversa, sea las dimensiones de Hofstede: Individualismo vs Colectivismo, Distancia del poder, Masculinidad vs feminidad, Evitación de la incertidumbre. De hecho, esto creo que es un campo en el que las multinacionales no invierten lo necesario, quizás porque asumiendo que han hecho un estudio de mercado adecuado olvidan que no solo están vendiendo a usuarios sino que también a visitantes, es decir que no solo están vendiendo el producto para el que uno decididamente se comprarla, sino que también a muchos otros que la primera vez que lo prueban no saben muy bien qué están comprando o lo que es lo mismo no son muy conscientes plenamente de lo que compran. Esto pasa, por ejemplo, por el cine que consumimos. Dicen que las comedias españolas tienen más éxito por cuestiones culturales que por el género en sí. Creo que muchos anuncios sufrirían adaptaciones culturales si fueran productos cinematográficos de similares dimensiones.

Material gráfico que puede ser ofensivo, inapropiado o simplemente no ser comprendido. Por ejemplo, en un vídeo que se pase en Taiwán, China o Corea del Sur, el número 4 es asociado con la muerte, mientras que el número 8 lo es con la buena suerte, mientras que en países del entorno europeo las connotaciones son diferentes. No es lo mismo usar imágenes de un Shakespeare bronceándose que uno solo ligerito de ropa en plan romano, o bebiendo líquidos refrescantes adornado con una sombrilla.

23. Errores de colaboración

Uno de los errores más comunes aquí es el de «mostrarse desorganizado en el rodaje». Cuando vas a visitar a una persona / institución / compañía para hacer una entrevista/conexión en directo, informa previamente de lo que necesitarás: de dónde os sentaréis, de si necesitas salas especiales (pequeñas, grandes, de reuniones, ruidosas, elegantemente decoradas, informales, módulos, para realizar tomas, sin decorado, con tele, con medios de fotografía, etc.), de si necesitarás que pongan a tu disposición a personas con determinados cargos o experiencia, información específica sobre donde realices la conexión (una ciudad universitaria, un aeropuerto, sobre un escenario, en la radio, durante un concierto, bajo la lluvia, en el exterior, en el interior de un coche, en directo o en diferido), qué testimonios necesitarás (un abuelo, un estudiante de Master, un profesor residente, un productor discográfico, un prestigioso físico…) o como son los estudiantes del centro. Otro error grave es el de «No pedir ayuda» a las personas que los acompañan/asisten a la entrevista. Al gran mal de no conocer lo máximo posible el entorno que hay que filmar (y pedir materiales de archivo si es importante a alguien que los conozca) se añade el que algunos no llevan los trípodes necesarios.

Cuando hagas videos en colaboración con otras personas, probablemente te toque coordinarte muy bien con las otras personas que te acompañan, y te tocará poner una especial atención en aspectos relacionados con la producción misma de los videos.

23.1. Comunicación deficiente entre colaboradores

La cuestión de fondo aquí es que la comunicación, como la tecnología que la soporta, debe ser herramienta de apoyo y, en ningún caso, el centro de la gestión del proyecto. Es acuciante la idea de que el fin no es solo comunicar, no como fin por sí mismo (por mucho que comunique bien y nos genere una interesante newsletter, por ejemplo); el fin no es necesariamente un nuevo informe, como a veces parecemos evidenciar. El fin es la consecución de los objetivos (sí, lo siento, aquí dejo atrás un posible debate eterno sobre si la gestión de proyectos es una materia cuantitativa o cualitativa). Podríamos resumir la cuestión del siguiente modo: la excelencia de un proyecto no es algo que encuentres, sino que tú siempre deberás buscarlo.

Es fácil escuchar en boca de muchos que el problema reside en la comunicación y que si hubiera habido comunicación, el error no se habría producido. Este recurso se transforma en el argumento más socorrido para explicar el error o problema que ha surgido. El problema es que, al igual que en el recurso anterior, la comunicación lo puede ser todo, estar en todo, pero no suponer nada. La comunicación es un proceso muy complejo y se pueden dar situaciones en las que tengamos una excesiva información, pero no esté basada en cuestiones con las que poder trabajar. Es decir, de poco vale tener información si es excesiva y desestructurada, si no somos capaces de discriminar cuál es realmente relevante porque estamos siguiendo el mismo argumento que las anteriores palabras: tener «lo necesario» para tomar decisiones con cierto margen de error. Nadie puede controlarlo todo y la toma de decisiones supone tomar un camino entre varios posibles a partir de cierta información que, recordemos, debe estar basada en nuestra realidad.

24. Errores de feedback

No afrontar al espectador con respeto. Utilizar canales emotivos. Pero los mal llamados spots de sensibilización basados en emociones cara. Utilizar canales intuitivos. La intuición es un proceso fundamental, tanto en la adquisición del conocimiento como en la toma de decisiones, pero se debe utilizar con precaución y siempre repasado por la razón. Video que muestre operaciones portuarias con total normalidad, incluidos graves errores que pasan desapercibidos y para mí como director técnico enfocaba en lugar de en la mala práctica «todos los técnicos lo hacemos mal».

No justificar decisiones confusas. Si una decisión en principio racional no cumple con las expectativas, estamos obligados a explicar por qué no va a ser tan racional. No hacerlo nos convertirá en irracionales. Un video de seguridad que muestra trabajadores en situaciones de riesgo sin realizar acciones preventivas está comunicando que la seguridad no es importante. Sin embargo, si los espectadores no lo saben a priori, la inversión parece que no muestra querencia por lo poco racional. No proporcionar referentes. Si decido invertir en un video con valores intrínsecos de acción.

24.1. Falta de retroalimentación constructiva

Es importante en el caso de los MOOC, en los ámbitos en que no hay reconocimiento académico que se trate de plantear una buena retroalimentación, aunque debemos graduar nuestra exigencia. Por lo que respecta a la participación, MARCELLO Y CECCARO (2005) y LLORENS i MORENO (s.f.) sostenían que el chat es una herramienta de comunicación fundamental en la que los participantes del curso pueden discutir temas del mínimo interés. Sin embargo, algunos estudios las cifran entre tan sólo un 10-15%, lo que pone en entredicho aquella afirmación. Otro elemento, que se encuentra íntimamente relacionado con la participación, son los foros. El foro es el incubo de una gran cantidad de intercambios verbales en la mayoría de cursos virtuales. La heterogeneidad de los miembros de un grupo, así como sus entornos de procedencia, influirán en la participación de los estudiantes y en la manera de hacerlo. El tutor debe motivar, cohesionar y regular las actividades de los miembros para evitar que la participación de unos individuos sea abusiva y la de otros inexistente.

La e-retroalimentación, entendida como la retroalimentación facilitada partiendo de los recursos que ofrece el entorno 2.0, se puede añadir de varias formas. ANEI (2011) sugiere realizar acciones como: – Realizar líneas de retroalimentación en los foros, de manera que los tutores específicos puedan ir ampliando la respuesta que dieron en la actividad siguiendo el planteamiento de. – Utilizar los propios espacios de calificación (Lo que apenas se hace): – Completa aquí los espacios habilitados para aplicar a la nota el comentario que consideras adecuado. – Aprovecha los espacios para comentarios del proceso que facilita la evaluación de Trabajos individuales y grupal. – Muchos de ellos están guiados en su planteamiento. – Pueden ser gestionados por el sistema de manera que se conviertan en un foro de tiempos de referencia para el triunfo de la asignatura. – Deja retroalimentaciones a tus compañeros en los procesos de evaluación colectiva. – Realiza líneas de retroalimentación aportando recursos multimedia que sustenten tus explicaciones. – Aprovecha los aspectos que enriquecen el contest call.

25. Errores de investigación

No cuidar la bibliografía: Procura documentarte y apoyarte en la medida de lo posible en medios escritos y cita convenientemente todas las fuentes. Además de acreditar tus afirmaciones, aportarás un punto de solvencia a tu mensaje. Si te encuentras en una encrucijada con mensajes contradictorios, siempre puedes decir el tipo de conclusión a la que has llegado y a qué fuente creíble has recurrido para cada aspecto del vídeo. Confundir internet con Wikipedia. Seguramente la UIT o la Universidad canadiense de Estudios en Línea sean fuentes de mucha calidad, pero a mí no me suenan. Y en general, ante la duda, yo consulto otras fuentes fiables. Presentar datos científicamente desfasados. Tener mucho cuidado en basarte en estudios antiguos o usados de forma tergiversa. Las evidencias se actualizan, como la Wikipedia, muchos anuncios, etc. Darte tiempo a leer las fuentes. Si las revistas usan el DOI como identificador único de cada artículo, por algo será.

Es muy frustrante ver un buen video con información sesgada o errónea o con conceptos errados. Por ello, cuida bastante tu proceso previo de búsqueda y verificación de datos. En Media TV, hemos dejado escapar muchas cuestiones que son errores que hemos corregido en las actualizaciones posteriores a los vídeos. Por favor, no te suceda a ti.

25.1. Falta de análisis de público objetivo

Así y como decía I. Newton, «para que algo ascienda hacia arriba, debe haber otra cosa que descienda». Así que cuanto más alto queramos llegar, mayor deberá ser nuestro punto de partida.

En una ocasión a un cliente se le ocurrió la errónea idea de realizar un vídeo un tanto «medio viral» dirigido a otro tipo de espectador al que realmente acudían a su clínica. No hizo falta más de un mes para que dicho contenido coqueteara con la línea de lo políticamente correcto y que este cliente llamara para pedir el cese inmediato de la promoción del vídeo. El público masivo de la Red, la accesibilidad y viralidad del contenido y la relativa facilidad de obtener un cover aterrador por un precio muy bajo en comparación con un solo spot publicitario, dan la errónea sensación que la no planificación del público objetivo es solucionable con un simple «cuantos más vean el vídeo, mejor». Nada más lejos de la realidad.

Una de las claves más importantes para hacer un vídeo exitoso en la red es el análisis del público objetivo. Si no se sabe a qué tipo de espectador o espectadores va destinado el contenido, será casi imposible dar con la idea perfecta para dicho público, convirtiendo el contenido en algo poco atractivo y lanzando posteriormente a la basura el dinero que ha costado realizar dicho vídeo. Aunque parezca fácil hacer una buena idea de contenido para canales de M.V.C., no siempre es así. En numerosas ocasiones hay diferentes puntos de vista respecto al público objetivo y su tipificación, lo que suele llevar a que el contenido realizado no cumpla las expectativas o, incluso, rebase el presupuesto calculado.

26. Errores de planificación

44. Entregar la memoria llena de elementos multimedia o ficheros fuentes de la edición. Todos los elementos deben ser guardados en un proyecto con extensión que identifique al programa de edición utilizado, y sólo se necesitan los ficheros multimedia usados en la edición una vez realizada está.

Errores en la postproducción:

43. Hacer movimientos de cámara bruscos y fuera de contexto. La estabilidad de la cámara es un valor añadido a la grabación.

42. No plantearse las diferentes opciones de recorte de cuadro, sobre todo encima del plano.

41. Iniciar un nuevo programa de grabación al comenzar la grabación de cada plano. Si no guardas con el proyecto de edición los contenidos creados (imágenes, efectos visuales, sonoros, etc.) al borrarlos del disco duro se perderán estos datos.

Errores al realizar la grabación:

40. Saltear el storyboard o planificación gráfica de la realización. Este tipo de planes ayuda a visualizar previamente el proyecto, incluso antes de grabar el primer plano.

Errores de planificación:

39. Dejar de preparar el guión.

38. Tocar papeles. Si es preciso, hacerlo limpiamente y sin golpear el micrófono, detrás del cual pueden estar ejecutando su trabajo el operador y el restaurador de sonido.

37. Una persona a solas. No es nada interesante o pretencioso basar una ponencia o guión en los ademanes de una persona a solas.

Errores al elaborar el guión:

26.1. Cronograma poco realista

El motivo de incluir este apartado es concluir que el uso del vídeo (y cualquier herramienta) requiere un marco de respeto y rigor para que el resultado sea profundo y potente. Me refiero al marco metodológico en su sentido más amplio para conseguir vídeos de calidad. Si buscamos impactar, cambiar actitudes, conocimientos, etc., deberemos abordar el diseño de todos los elementos que participarán en su elaboración para que trabajen coherentemente. Por tanto, este marco metodológico debe contar con: los objetivos, la audiencia, conocimiento de la plataforma o soporte, guionización, promoción, evaluación, etc.

Otro error común al hacer vídeos es pensar que puedes hacerlo todo. No sólo incorporar animación, imágenes o gráficos a cada vídeo. Tendrás que producir, grabar, editar, etc. Dependiendo de tus habilidades, necesitarás ayuda en alguna fase. La planificación y coordinación de estos recursos se transforma en una tarea realmente complicada. No te fíes si una persona dice que puede hacerlo todo. Huir de proyectos de vídeo que te den malas vibraciones. Algunos os habéis encontrado espacios en proyectos como YouTube, Vimeo, etc., donde el tono de los comentarios raya en el más absoluto incivismo y desprecio, incluso en blogs de diferentes colectivos de profesionales, foros, etc., donde hasta la osadía de insultar a los desconocidos se convierte en pan de cada día.

27. Errores de presupuesto

Error 103: Desconocer el PRO (Procedimiento) sobre cómo ajustar el valor (oferta) del CT (Contrato). Además, desconocer la diferencia entre VP (Video Proyectado) y VA (Variación). Propuesta: Emplear la pantalla CTP (Ajuste Final de Contrato) vinculadas al Costo y también al módulo Correlativas. Las siguientes aclaraciones son suficientes para este punto: El Video proyectado toma el SEGUNDO VP (el de cantidad física VP2) para la cantidad de horas (despliega en la casilla de horas a utilizar la diferencia entre VP2 menos VA4). El valor de la QF utilizado en la fórmula de ajuste es VP1 sin ninguna VA2. (El margen son los cálculos que hace Base de Proyectos en la fórmula). Si entro en qf a modificarlo no me veo reflejado en el profit real, afecta la cantidad valorizada a VP2, el margen del VP1 (aunque no afecte el margen utilizado para el CAA ni al valor = Cantidad Física Ideal). El cálculo de la cantidad ideal no está vinculado a la cantidad valorizada VP2.

Error 109: Cuando el valor total del contrato corresponde a montos de proveedores y subcontratistas, no ingresar un monto fijo en la propuesta económica y que los precios se alteren a medida que se convine el acuerdo con subcontratistas, perdiendo así los beneficios por productividad. Propuesta: Adecuado manejo y cálculo de montos inventario mediante un item de análisis de Precio Único. La solución es un item de análisis denominado «Precio único» dentro de la boleta Coeficiente de ajuste Regulación. Éste es un item con importe 2 grabado y activo en video proyectado. También necesitamos un item variable llamado «Acuerdo utilizado», también está en la Boleta Coeficiente de ajuste Regulación. De esta forma cuando armemos el video con el botón Armado de Precio Único se combinan ambos items (según la opción que elegimos) y se realiza un descuento total.

Error 108: No actualizar la cantidad de horas a utilizar por conceptos de régimen antes de emitir un Video Proyectado. Propuesta: Indicar el porcentaje de provisión y no la cantidad de horas. En el video proyectado, debemos indicar la cantidad de horas a utilizar de los distintos tipos de regulaciones. El sistema calcula el porcentaje de la misma de acuerdo al proyecto, (Este porcentaje es lo que se guarda en la base de la propuesta). El AJUSTE establece el porcentaje con que se va a regular realmente y actualiza la cantidad de horas informada en la obra.

Error 107: Olvidarse de incorporar el valor de los costos por concepto de liquidación y entrega en cada puesto de control. Propuesta: Configuración de Costos por Hora. El costo de estas pérdidas de productividad se puede reflejar en los costos del proyecto para propósitos de análisis utilizando el item de análisis de Costos por Hora.

27.1. Gastos imprevistos

Si eres freelance –o gestor de una Pyme- tienes que trabajar mucho para conseguir, vender y, por supuesto, cobrar un encargo. Estos tres esfuerzos, por su parte, requieren una inversión que va desde el simple desplazamiento –o diminuta factura- hasta el paquete de publicidad audiovisual, una pieza de correo directo o un vídeo corporativo completo. Teniendo en cuenta que esas obras han de recuperar su inversión (ROI) y, posteriormente, generar beneficios (ROI), la rentabilidad puede intervenir en múltiples operaciones o desembocar (vuelta a la inversión) en las cuentas anuales. También inciden otros actores, como puede ser el CEO o el CEO y su personal. Este último caso es el más típico de las Pymes, cuyos responsables quieren –o incluso saben- qué pasa dentro de su organización. Y, en este contexto, el video suele ser un buen canal; pero hay que tener cuidado.

Del espontáneo festival del videomaker nació una sencilla manera de protegerse en caso de imprevistos. Desafortunadamente, hay dos factores bien conocidos que desafían este método. El primero, muy evidente, es que constantemente se pierde el auricular que te prestaron y por el que has de pagar un nuevo aparato. El segundo, menos obvio, es el fracaso de la película. Esto es, el video no funciona porque la gente no lo entiende o simplemente no le interesa lo que intentas comunicar. Pero no sólo hay que pensar en gastos, sino también en oportunidades perdidas.

28. Errores de gestión de proyectos

Si pretendes grabar (o montar) vídeos con frecuencia, contar con un software de edición profesional te garantizará autonomía creativa, velocidad de trabajo y calidad de resultados. El mercado de los editores profesionales es tranquilo después del desembarco de Premiere Pro en la nube creativa, y los desarrollos de Final Cut Pro X y Avid Studio ponen al mercado al azar, por contra, encontramos una amplia y compleja oferta de herramientas caseras ya despojadas de calidad analógica y de variedad decidida. En este apartado encontrarás a los líderes, más bien a los que cambian el mercado con cada publicación, pero delante de un problema cada vez más claro: la calidad del vídeo casero a menudo solo queda en el hardware y no en el software. La facilidad para poder utilizar un programa, el precio y la buena integración con las demás herramientas de producción casera es fundamental.

Es posible hacer un buen vídeo casero sin contar con ningún software profesional ni con un equipo de directores, guionistas y actores. Pero si has decidido embarcarte en un proyecto más ambicioso, te conviene conocer estas reglas básicas para no perder el norte en el intento y que el resultado supere tus expectativas. La gestión del proyecto de vídeo es esencial si quieres ahorrar tiempo y dinero en la realización. Para ello, elabora un guion que te sirva de hoja de contrato en la que anotarás, página a página, los planos que deberás tomar (closes, panorámicas, interiores, exteriores, etc.), las tomas necesarias para que hablen e interactúen los personajes o para que sea comprensible y amen el relato. Un guion que te servirá, también, de tarea para controlar los trabajos de preproducción, producción, postproducción o edición y trucaje, vestuario, localización, etc.

28.1. Falta de seguimiento de tareas

Proposición. Maestro, ¿qué? Si no tenemos infinita expresión al chico, debe habilitarse por lo menos, para su utilización práctica los recursos de que, en manos (y mentes) adecuadas, acarreará beneficio evolutivo e interpretacional para nuestros alumnos/as? Conformar es convencer, con la tecnología aquí y en todo el país. La verdadera revolución tecnológica, sin embargo, fue producida por la escritura y la lectura de esos vídeos (y de si usted pudiera solo).

No conocer las limitaciones en la utilización de la tecnología: viven en una realidad llena de solicitar y realizar dos trabajos absolutos logrados por estudiantes artísticos, que solamente venden la idea de las TICs policía. A veces se cae en un error muy grande, por selectividad de la observación idealista, al asumir que las bondades de los videos-docentes o lecturizados son producto de una producción artística (imposible y poco práctico realmente).

Proposición. Tanto el docente como los alumnos deben cumplir en el tiempo y la forma los diversos compromisos acordados. Por un lado, aquel debe respetar los tiempos y compromisos acordados, no sobrecargando de tareas (currículum oculto). Por otro lado, a los alumnos les será entregado un calendario de tareas, tiempos y compromisos para que los puedan cumplir en tiempo y forma. La sistematización de competencias es exitosa.

El director del vídeo pesa el concepto o la idea con mayor consistencia al video, mientras que el «encargado» no realiza el seguimiento preciso de las diversas tareas a realizar (tiempo, forma, modos y responsables). El éxito de uno supone seguir una sistemática de tareas, que puede variar, a su vez, dependiendo del vídeo que se quiera llevar a cabo (realización, producción, etc.).

29. Errores de aprendizaje

– No soy héroe de cómic. Trabajadores que no entienden o reconocen qué desafíos o problemas podrían resolverse con unas habilidades o conocimientos nuevos. Modelo de recomendación: Antes de cada acción formativa es esencial saber y justificar qué desafíos, carencias o problemas concretos se resolverán (o mejorarán) para generar la motivación necesaria. ¿Qué ganaré, qué perderé y con quién me beneficiaré si aplico esta competencia? No reconozco que tengo esta carencia o no quiero reconocerla. El típico trabajador al que algún jefe le ha recomendado hacer un curso de su acción formativa. Cuesta arriba la formación para las personas que, por ignorancia o por un ego desmedido, no reconocen su carencia, su falta de conocimientos o habilidades sobre un tema. Si no queremos aceptar nuestras carencias también tendremos miedo a la formación y a que se nos pruebe la nula base sobre el tema.

– O dicho de otra manera: errores. El error es una señal de que estamos trabajando en un aprendizaje, por tanto es esencial que, a lo largo de nuestra vida, seamos capaces de reconocerlos como oportunidades para mejorar y progresar. Conocer las causas más comunes por las que los trabajadores no nos formamos frecuentemente ayuda a modificar esos comportamientos y actuar en consecuencia. A continuación se proponen 8 situaciones habituales que actúan como factores de rechazo y desmotivación antes las propuestas formativas de la empresa, para cada una de ellas se describen algunas recomendaciones.

29.1. Repetición de errores anteriores

Puede ocurrir que se haya colapsado el teclado del servidor del aula 0 de FL o que hayan cambiado los archivos en el directorio. Siempre debemos prever las miles de cosas que puedan ir mal antes de pulsar la tecla «REC». La tentación de que un problema pequeño no se va a notar no justifica no solucionarlo. Siempre podemos copiar una tabla (= ventana = canal e imagen = pista = capa) y deslizarla unos fotogramas. Pero eso no garantiza que este enlace funcione realmente y un problema que haya pasado desapercibido en un primer momento, independientemente de su importancia, también puede hacerlo en su duplicado.

Existe la tentación de cometer errores ya cometidos en otros proyectos de vídeo. Si todo el mundo pensara en sus errores futuros antes de comenzar a trabajar realmente, no los cometería. Un ejemplo clásico de este tipo de error es no comprobar que los fondos con los que estamos trabajando no tienen ningún defecto. Incluso si toda la secuencia ha sido probada «N» veces, no podemos darla por buena cada vez que hagamos un cambio. Hay que volver a ver la secuencia, no sea que introduzcamos un error y no lo veamos. El piloto automático es un asesino.

30. Errores de innovación

Errores en la realización de productos. Al diseñar y fabricar un producto, no se piensa (o se hace después un diagnóstico, estrictamente, falso) en función de cuál va a ser la reacción del cliente ni del consumidor, sino que simplemente estamos seguros de qué es lo que demanda. Al hacer vídeos o páginas web y mucho más, al desarrollar un producto de la caterva que dice Phil Kotler en su libro Dirección de Marketing (una maravilla), tenéis claro que hay dos cosas importantísimas que habrá que tener presentes: 1) ¿qué esfuerzo debo realizar para llegar a captar un cliente y que me compre? y 2) ¿cómo de leal se mantendrá conmigo?

Errores de innovación. Se establece la innovación como un objeto en sí mismo y no como su resultado. Con frecuencia, se abroga, especialmente si hay subvenciones públicas, que el objetivo es innovar. Pero no; lo que queremos es, para poder superar a la competencia, destacar sobre ella; y la innovación es sólo uno de los caminos que, aplicado de la forma correcta, más nos acercará a este objetivo. Una cosa es qué vamos a hacer – qué bien o servicio realizaremos – y otra, muy distinta, es que ese nuevo bien o servicio sea también nuevo a ojos del mundo. Nadie se compra un nuevo antivirus principalmente por aportar su granito a la causa de la humanidad; sino porque se buscaba algo que no encontraba.

30.1. Falta de experimentación

El lenguaje audiovisual es extremadamente potente y susceptible de ser manipulado, por eso debemos utilizar el vídeo con la máxima honestidad posible, rigiéndonos por la premisa de que muchos de tus usuarios dominarán ese lenguaje y serán muy sensibles a la infidelidad de la realidad, como podrían ser notas sobre ambientación de grabaciones en estudio o feedback fingido. Marcar una historia ficticia. El vídeo representa un gran recurso para simular espacios remotos y delimitar competencias y desempeños incorporando al diálogo situaciones o conflictos vivenciales ficticios a modo de trama. No reconducir a situaciones reales supone la desvinculación de las teorías a la práctica en el ámbito de las competencias y desempeños (habitualmente joint). Este error comporta una dificultad añadida que supone una trama ficticia para la atención de la idea principal que desearíamos transmitir.

Experimenta con todo tipo de lenguajes, formatos y estilos hasta encontrar el que mejor se adapte a tus inquietudes, tu forma de ser y a los objetivos que te marques. En ocasiones tendemos a copiar el modelo que conocemos, o el que nos presentan como mejor (vídeo corto, rápido y dinámico) sin pararnos a pensar si la información o ideas que queremos transmitir necesitan de ese tipo de formato para ser efectivas. Dentro de cualquier estrategia narrativa debe haber un por qué a todas las decisiones y aceptar que quizá no se acierten a la primera.

31. Errores de adaptación

En muchas ocasiones la sociedad y los educadores adaptan al niño a su fase estática aferrándose en exceso a las conductas estáticas que les presentan y tratándoles en consecuencia, sin considerar que lo esencial de la vida es el cambio, viviendo éstos encorsetados en sus conductas habituales con sus costumbres típicas. Así nuestros alumnos presentan una serie de conductas estables que les conforman y se les exige que las mantengan, siendo estas las que se defienden y defienden. Es a consecuencia de una visión inmovilista y estática de la gymkana (manera diez de dar los curriculum) que se mantiene en la educación de hoy, a pesar de que el máximo al que podemos llegar es a educar en cierta direccionalidad.

Si, por ejemplo, se fuerza al niño a adaptarse a un determinado molde de conducta, sus defensas internas entran en conflicto, concibiéndose su actuación no de modo consciente. La represión del deseo le lleva a asumir una forma de anhelo colectivo ajena a su personalidad, ya que se realiza bajo la presión de gobiernos o educadores verticales, en oposición al anhelo referente a la otra generación o grupo de generaciones posteriores. Este último es el que satisface y desarrolla su personalidad. También el falso afán de acomodo al paternalismo de una sociedad desarrollada en base a unos valores de racionalidad, competencia, eficacia, convierte al sujeto en obediente adaptado que, al alienarse fijo en categorías deshumanizadas por tanto irracionales – que impiden el cambio puesto que niegan la realidad – estrangula el deseo personal y colectivo de transformación convirtiéndolo por ello en ineficaz, tal como hemos comprobado a través de la investigación al constatar lo improvisados y fragmentados de sus intentos ya que sus raíces residían en la competencia o individualismo empresarial.

31.1. Resistencia al cambio

Negarse a compartir experiencias. Este error es común a muchos profesores puesto que puede aparecer el miedo a que a una le quiten el protagonismo o la posibilidad de que anulen sus ideas y propuestas vertidas en la institución. También por miedo a que puedan copiar sus ideas o incidir en la pérdida del control sobre sus aulas o sesiones. El contexto. Miedo a producir confusiones con las experiencias en periodos de aprendizaje, con los métodos de enseñanza y la incorporación del software. No plantear oposición a nada de lo que se aprenda en función del contexto planteado por el grupo. Imposición: Este tipo de formación puede ser vista como una forma de imposición desde el seno de la institución, una imposición que, además, genera impacto económico y consume tiempo. No servir para nada.

No querer adaptarse al cambio, no querer innovar. El miedo al ridículo emerge incluso cuando se trata de experimentar con la introducción de nuevas técnicas en el aula o en la formación. Baja autoestima. Quienes introducen una nueva técnica en el aula se pueden sentir amenazados profesionalmente si sus compañeros no lo ven con buenos ojos. La autoestima disminuye y censuran con dureza todas y cada una de las técnicas de otros compañeros o instituciones apareciendo como el modelo a evitar. La propia formación. En muchas ocasiones se rechazan propuestas por parecer más propias del ámbito de la farándula o no directamente aplicables a su perfil docente, por desconocimiento, o no haber tenido contacto con ellas en su formación.

32. Errores de liderazgo

Por culpa de la inflación de egos del grupo, el gran orquestador de los Beatles se quedó muy atrás, hasta el punto que abandonó el repertorio nuevo para dedicarse a navegar durante el rodaje de la película Magical Mystery Tour. Aquí, si se hablaba de falta de liderazgo, tenía que referirse al de tres personas a las que todos miraban como líderes. Los hermanos de Cali se habían separado del grupo quince años antes en plena cumbre de éxito por las rivalidades entre tres hermanos de un complejo árbol genealógico e incapaces de compartir éxitos. Décadas después lograron reconciliarse. La tenacidad de las Eels llenó Madrid en dos días con los seguidores que habían reservado entradas estratégicamente compradas por sus seguidores, porque ya agotaron la taquilla. El propio Everett describió como «estúpido y un ridículo despilfarro de tiempo, dinero y energía sacar un álbum y no hacer nada para promocionarlo.

Hay muchos errores de liderazgo. El primero es no ser capaz de aprovechar el talento de tu equipo. No pienses que un director fílmico hace siempre de todo, él es quien toma las decisiones y sabe lo que ha de hacer cada persona. Steve Jobs tenía claro que un mal trabajador no valía la pena, él decía que si tienes a alguien incompetente, el problema no es él, sino tuyo porque le has contratado. Aunque cuando conoció a Stephen Wozniak, el que sería su cofundador de Apple, intuyó que era el compañero que necesitaba para complementarse y empezar así el proyecto de su vida junto a otros tres genios más.

32.1. Falta de dirección clara

No llegamos a la historia principal. Nuestro camino hacia la idea debe estar trazado por los objetivos que queremos conseguir, las acciones que pueden llevarnos al mismo, y los gases de fuerza que las impulsan. No sólo debe ser directa y efectiva; además, debe motivar. Un video con la historia clara engancha a la audiencia.

En nuestro afán por ofrecer algo nunca visto, erramos en utilizar recursos audiovisuales que aumentan innecesariamente los costes de producción, o que desvían la atención del mensaje. Igualmente, si ampliamos la duración del video con «secuencias bonitas» estaremos reduciendo el impacto final. No nos referimos sólo a vídeos de empresas. Últimamente compruebo una tendencia creciente a hacernos tragar en 30 segundos más planos que una película de Bayona. Entendemos que los equipos de producción, que son muy profesionales, realizan este exceso de recursos para que cada minuto de video valga la pena a nivel económico.

Es importante que cada parte de tu video cumpla una función principal. El mensaje que quieras comunicar debe ser claro y debe estar presente en cada segundo del video. La música, las imágenes y los títulos deben interpretarse en conjunto con las palabras del locutor. Varía los recursos de acuerdo a la intensidad del mensaje, pero prioriza su claridad. Si es un video más emotivo, enfócate en los contenidos audiovisuales y no abuses de algún recurso escrito o locutado.

33. Errores de comunicación

1. No digo nada. Por más que suene extraño, básicamente este es el error. Un video necesita muchos fundamentos claros y suficiente tiempo para expresarlos y, sobre todo, trabajar en ellos. 3-5 minutos promedio lo llaman al video, por lo que necesita una dosis tan buena de información clara y precisa, pero breve, como la que no ha tenido nunca la paciencia de conocer. Mucho, mucho más incluso, que los cinco minutos que hemos tardado hasta ahora… 2. Es decir todo lo que pensamos. Un clásico ya tratado en otra ocasión: al público no le debe dar igual que yo sea fumador y mis áreas favoritas de fumador son la playa, la casa con una cerveza grande en la otra mano y el portal de mi casa. Quizá alguno de ustedes sí, pero muy pocos, me temo (eso mismo de hecho fue un comentario no muy amistoso que se escuchó algunos cientos de segundos después de que lo dijera cuando, para coger aire durante una explicación, paso a decir que «grabemos ahora la segunda parte»).

La comunicación es un proceso que no acaba nunca. Piense en esto: ahora mismo se encuentra comunicando con un completo desconocido que le está hablando (escribe) y, sin embargo, no tuvo la más mínima dificultad en comenzar a entenderme. Considero que puede darse por satisfecho sin más explicaciones. En un video, la frustración de no comprender llama mucho la atención, por lo que cualquier pequeño fallo comunica un error desde el principio, algo que se puede evitar si vigilamos en máxima medida posible nuestra comunicación.

33.1. Información ambigua

Un ejemplo de esto suele verse en clips audiovisuales donde se ven imágenes de documentales de National Geographic. Generalmente, algunos comentaristas no hacen referencia a estas imágenes como propias, adjudicándoselo al canal de YouTube o bien a la cita de las imágenes a sí mismas debido a que menciona la fuente correspondiente en la descripción del video. Lo que cometen ciertos internautas es extraer o sonar el audio del video de la voz y luego usarlo, error que recuerda que el audio también corresponde a las imágenes en donde se encontraban video de National Geographic y música, como piezas de estos, dando un caso claro de todos los elementos de un video.

Recuerde, siempre que haga un video para subir a YouTube, que es un sitio donde se concentra un público móvil en su gran mayoría y que, por lo tanto, no es muy partidario de los vídeos largos. La información que incluye la canción sugiere que sólo los cantantes tienen el derecho a citar una letra de una canción, lo cual es un error. Recuerde que por ley, las letras de las canciones son una creación del autor, en la mayoría de los casos de los músicos que la cantan, pero en otros casos no. Este es el caso de los intérpretes de danzas. En este caso, corresponderá a quien compró la letra presentar dicha canción junto con la autorización de su autor correspondientemente.

34. Errores de motivación

Es cierto que a «fecha de hoy» (como dicen los periodistas) estamos a un nivel tan alto en calidad y engagement en sumillas, que hay que ser muy bueno para lograr enganchar al espectador. Hay cosas que siempre funcionan como: – Incógnitas. – Preguntas abiertas (son cómo anuncios continuos). – Anunciar un «suma y sigue». – El humor nunca estorba. – Llamar a la acción directamente, prometiendo. Ojo, que no es lo mismo un vídeo de juego en desarrollo que otro a punto de ser lanzado. Lo mejor, en la medida de lo posible, es separar ambas situaciones y no mezclar por nada del mundo ambas situaciones.

Que gane el mejor! Habla sobre resultados, sin detenerte en el cómo de ese «ganar». Características. Habla sobre resultados, sin detenerte en el cómo de ese «ganar». Es importante no crear comparaciones tóxicas. Pre-inscripción. Sabemos que las inscripciones son casi un trabajo de chinos, pero ¿imaginas lo fácil que sería anunciar que solo puede llevarse el premio quien quede entre los primeros dos o tres puestos?

34.1. Desinterés del equipo

Además, no estamos llevando a cabo un proyecto tan poderoso como la realización de un vídeo promocional con el que, una vez elaborado, no hagamos nada posteriormente. Nos referimos a que, además de grabarlo y editarlo, los potenciales destinatarios han de contemplarlo. Sólo con que un solo miembro del equipo se muestre poco receptivo o incluso hostil puede boicotear una campaña importante y condicionar los ánimos para futuros proyectos interesantes. A veces la pasividad de uno solo no está inflamada por hostilidad hacia el proyecto sino debido a un exceso de trabajo o cualquier otro motivo. Lo que tenemos que garantizar es que el vídeo promocional de nuestro centro o nuestra campaña de difusión es accesible al mayor número de destinatarios posible.

Algunos equipos de trabajo aumentan la motivación ante un proyecto de este tipo, pero en otros la situación es justamente la contraria. Nos han comentado casos de centros con profesorado en los que los ánimos brillaban por su ausencia en el momento que se les planteó la posibilidad de hacer un vídeo. Imaginamos que detrás de estas reacciones habrá diversas circunstancias de dudosa calificación, pero en cualquier caso se trata de un error. Si se produce este caso, sería conveniente analizar por qué un proyecto tan potente como éste puede resultar poco motivador para nuestro equipo. Los resultados de un estudio como éste pueden arrojar luz sobre otros aspectos relevantes del trabajo que se está desarrollando en el centro. Asimismo, tal y como hemos dicho en el punto anterior, dentro del equipo habrá algunos incondicionales a los que se les puede encomendar la tarea de atraer a los demás y que el ambiente no decaiga. No obstante, es mejor que se busque una fórmula que permita que a todos los integrantes del equipo les resulte atractiva la participación en el mismo.

35. Errores de colaboración interdisciplinaria

Hacen uso de numerosas y diversas actividades según el discurso del que disponen, reconocen nuevas exigencias públicas y con frecuencia actúan en el marco de un acuerdo social, formal o informal. Además de los supuestos comerciales previamente mencionados (seguridad), el trabajo se percibía como un valor social, moral e incluso religioso y se buscaba que la producción brindara proporción de puestos laborales en el conjunto de la población. Dinámico o inmovilizador, entusiasta o fatigado, el sistema movilizaba enormemente la sociedad, a tal punto que incluso se esperaba que los desfavorecidos e incluso excluidos, al menos, no crearan hechos perturbadores. Suponía el convencimiento de que las inversiones autorizadas tenían como origen genuino el haber logrado legítimas utilidades, propósito que se creía posible gracias a la moral pura e incorruptible que aportarían los superiores conocimientos científicos del hombre de negocios moderno respecto de los que disfrutaban los economistas del Estado.

Es usual que los estudiantes incorporen al principio de la narración otras disciplinas o especialidades como el comercio, la política, la economía, la religión, la psicología, la comunicación social fácilmente. En este caso, Miguel, redactor del quinto video seleccionado, señaló una causa para la que no contaba el discurso de Gayoso: «se generaba un desencuentro cada vez mayor entre los objetivos sociales y económicos que perseguían trabajo y trabajadores». No contempla el colectivo como funcionario de un espacio geográfico determinado, con sus pobladores, su idiosincrasia y su particular posición dentro de la historia. Ahora, debemos rescatar que en su trabajo se introduce el slogan del BSE, que indica que «… el trabajo y las condiciones de seguridad deben ser asunto de todos», que a su vez es un modo de sustentar la política estatal que pretendía delinear un espacio de convivencia ajustado a las necesidades y aspiraciones de los pobladores conseguidas a lo largo de una tradición nacional autosuficiente y aislada del entorno.

35.1. Falta de integración de conocimientos

De todos los términos que se mencionan, algunos no eran conocidos de antemano, por lo que parece que hay un problema conceptual de entendimiento del resto de términos. Considerando todos en conjunto – y a la vez el fragmento en términos significativos –, parece que el tema central del texto es la escritura técnica de textos narrativos. En mi mochila de conocimientos previos tengo experiencias de lectura semejantes tanto a nivel académico como a nivel divulgativo. La experiencia previa de lecturas académicas se ha influenciado en el resto de aspectos utilizados en este fragmento de aprendizaje correspondiente a la lectura 1.1 del tema 1 del módulo de Metodología de la Ciencia. Aun siendo escrita, entiendo que algunos de estos aspectos siguen funcionando en la redacción técnica. La coherencia global del escrito, la conectividad, la secuenciación de las ideas o conceptos en un escrito en otro son esenciales para una adecuada cohesión (del griego συν-, significando «junto», y εἱμι […], que significa «tirar, poner» «algo untido»). Y entender un término dentro de un conjunto de términos es la esencia de la cohesión. La cohesión para que el texto atendiera al mismo tema central. Creo que sobre esto se mi lectura. Habría que abordar cada una de las faltas concretas de coherencia detectadas en esta secuencia lingüística.

36. Errores de diversidad

Lo primero de todo: vamos a dejar claras algunas cosas porque estamos todos a favor de la diversidad, pero no atosiguemos con imágenes a lo «kinder sorpresa», seamos condescendientes en nuestras explicaciones y mensajes. Los spots también valen para todos los públicos, menores incluidos (por favor, ven sin rencores de la infancia a la cabeza…). Pero no, no necesitamos la imagen de cada uno de esos seres a los que llamamos «público objetivo» para transmitir el mensaje. Déjales que se sorprendan por sí solos cuando compren tu producto o servicio. No los asustes antes. No, tampoco los subestimes con un lenguaje más llano y regordete de lo necesario porque pienses que son como poco, medio cortos. En serio, sé sutilmente persuasivo y halagador en lugar de cargante. ¡Ah! Y nunca lograndes abstracciones varias y entreveradas llenas de Cheers, Oohs!, Aaahs! y grandes «WTF!!» para ser divertidillo. Empezarás cayendo simpático para, en décimas de segundo, acabar siendo ridículamente gilipollas.

El logo de tu empresa hay que cuidarlo, pero el vídeo no debe ser un «carroza» de él. Hay que darle juego: animarle y, sobre todo, abrir canales de descubrimiento sin tocar nunca el botón de «Stop» del story… Ay, otro logo «japiroso» en pantalla, qué lata. Salpicado con criterio y buen gusto, vale.

36.1. Falta de representación equitativa

Solo aparecen paridad de grupos o protagonistas. En este caso, el error está tanto en cómo representamos a los grupos en nuestra muestra como en cómo se relacionan estos grupos entre ellos a lo largo de todo el relato. Aunque haya un personaje o varios que me ayuden piadosamente a desentrañar al personaje principal, es decir, el que avanza la historia, toma las decisiones importantes, está siempre en el centro de la acción o está en alguna situación vital del relato, es subyugado, asistido, guiado o redefinido por algún secundario pésimamente, de modo paternalista, otedores. Corremos el riesgo de caer en ambos errores a la vez si los personajes principales son todos del mismo grupo y para que la igualdad se muestre como justo equilibrio democrático entre las diversas perspectivas pero estas llegan al consenso y no al conflicto e incluso la competencia para liderar debe tener lugar en igualdad de condiciones no subordinadas o en inferioridad de recursos o desvalidas, enunci.

El tratamiento de mujeres es otro aspecto importante. Esto significa no otorgarles la importancia que merecen en una situación, dar por hecho que su influencia en la misma es importante solo por el hecho de estar o, por el contrario, que su impacto es menor porque no hacen nada relevante. En otras palabras, muchas veces, un personaje femenino está poniendo el orden en el caos que han montado el resto, es decir, cubriendo las debilidades de los personajes masculinos siendo las mujeres siempre más empáticas, pacientes, comprensivas o resolutivas que estos. Por eso, el hecho de que nuestra voz de apoyo o el de las protagonistas sea parte de prácticas narrativas. Así, el impacto de «otra forma de iniciar una conversación para poder considerarme como alguien válido», es y efectos secundarios: crear personajes femeninos que rompan con los estereotipos y que sean más reales y complejos. Es más, a veces, estimula la creación de personajes femeninos que se parezcan a nosotras mismas, que reflejen nuestras propias experiencias y que sean modelos a seguir en nuestro día a día. No podemos negar que los medios de comunicación tienen un poder enorme para influir en la sociedad y en la forma en que nos vemos a nosotras mismas. Por eso, es importante que haya una representación equitativa de género en los medios, que se muestren mujeres de todas las edades, tamaños y razas, que se les dé voz y que se les dé protagonismo en las historias que se cuentan.

Además de retratar a un grupo sobre otro sin motivo, también es un error no reflejar las diferencias entre grupos. Esto trata desde la diversidad de mujeres que existen, que no todas son jóvenes, guapas y delgadas; como más importante, que la igualdad de género debe representarse en la jerarquía, en el uso del tiempo o en las decisiones, no solo con mujeres o con hombres en papeles determinados independientes.

37. Errores de sostenibilidad

No establezcas comparaciones absurdas, fuera de rango o que no tengan sentido. Nunca pongas que prefieres x desperdicio de unos obsoletos a usar energía primaria para suministrar un servicio (Zona Prohibida). Por favor, no compares la cantidad de energía obtenida con la de un teléfono o cualquier otro objeto, o la cantidad de energía usada con la de un televisor o cualquier objeto. No se pueden hacer dicho tipo de comparaciones. Con el análisis completo del ciclo de vida debo ser capaz de ver el impacto que tengo sobre el ambiente. No digas que tu producto es el mejor en cuanto a sostenibilidad por decir que se basa en la normativa de sostenibilidad más rigurosa del mundo. No existen diferentes niveles de sostenibilidad. El conocimiento aporta valor. No te limites a decir «mi sistema genera menos residuos» o a ofrecer el dato concreto «4% de reducción».

Si no dejas lecciones claras, no se puede entender. Esta claro que este es un video de marketing, pero no por decir que es de marketing ya todo vale. Hay que buscar una justificación para cada diseño. Hay que evitar mensajes negativos: «así huele el Polo Norte por culpa de la contaminación». Son mensajes agresivos y que nada tienen que ver con el tema. Evita caer en tópicos del estilo «ahorra agua» o «haz sitio al sol», ya que la gente ya conoce estos mensajes. Trata de innovar con otros modelos de obtención energética. A veces surge la duda entre qué es peor: acceder a un determinado yacimiento usando helicóptero en lugar de hacer un tramo de carretera. Los principales impactos deberás tenerlos en cuenta. No puedes ajustarte sólo a comparar el ‘delta de superficie’ entre un modelo y otro.

37.1. Impacto ambiental negativo

Pasar panorámicas de la playita que ni fotos son, ni es que se muevan demasiado al fin y al cabo suele ser un poco absurdo: primordialmente porque las fotos suelen ser mejores en calidad y definición de imagen y porque lo del movimiento absurdo tiene un límite, puesto que la mayoría de los planos que suscitan cierta curiosidad o interés requieren de algo más de enfoque y de calidad cinematográfica y donde no lo requieren suele ser más interesante un titileo de un segundo clásico, no el de barrido descabellado ni el de subida vertical similar a la de salida del cohete espacial Saturno.

Ojalá te equivoques a mejor sobre tu huella videográfica. Por ejemplo, si prevés que el consumo de video que utilizas va a ser superior a 50 GB, te sugiero que te pilles el de 100GB, aunque te parezca que vas a llegar «apenas» al límite. Te aseguro que en los cinco primeros días de estar posteando contenido en full HD de un seminario que impartiste has devorado 80GB. Por otro lado, si tienes equipamiento amateur de video (una GoPro y poco más) no es necesario que contrates el de 500 GB. Te puedo decir que con 200 GB más de 150.000 seguidores en esta red social había y yo sigo alucinando con el streaming de calidad exquisita que conseguí hacer este agosto contigo.

38. Errores de inclusión

Cuidar que no se caiga o tambalee el contenido del video: evite contradecir su guión, no vaya más allá de lo que el video puede comunicar y que deje espacios oscuros o confusos por falta de contenido. Consejo: antes de grabar, planee a qué segmento de la audiencia está destinado este mensaje. Incluye en tu video fotografías de la audiencia meta y entrevista a una persona de la audiencia meta que coja la entusiasta convicción con el video. Antes de terminar un video, proyecta lo positivo que será la adquisición de HVVg para la empresa y/o opiniones de terceros respecto al producto, etc. Si el video está más dirigido a un alto responsable de la empresa, proyecta de manera diferente cómo será la proyección de la empresa/servicios en los próximos años.

Incluir efectos, audio, personajes o escenas que estorben o distraigan del tema central. Se suele tener la falsa creencia de que mientras más cámaras, más efectos, más elementos se incluyan, el video resultará interesante y exitoso. Sin embargo, en muchos casos, sobrecargar el video sólo sirve para restar importancia al mensaje principal o bien causar fatiga a la audiencia. Equivale a pretender vestir a una modelo con decorados espectaculares llenos de brillo, con luces de focos y efectos espectaculares para una pasarela. Es probable que la modelo confunda demasiada información y se pierda lo que en realidad se quiere vender, y por supuesto, que el espectador termine fatigado de ver tanta parafernalia.

38.1. Exclusión de grupos marginados

Podemos encontrarnos con que nos hemos olvidado de un grupo de personas afectadas por la situación que estamos trabajando. Esto puede conllevar, por parte de éstas, un estigma social, que ni, probablemente, merezcan las personas afectadas por ese problema, ni presenta el video ya que lo deja en un plano marginal. Tampoco deberemos olvidar incluir a estas personas en nuestro trabajo. No incluirlas en el grupo de expertos y pedir su colaboración nos permite aumentar el nivel de compromiso del grupo con el posterior visionado del video. Sí deberemos tener presente, a la hora de pedir su opinión, que -a causa de la negación del problema- ésta puede no coincidir con la necesidad desde el punto de vista educativo. También deberemos tener en cuenta que podrían ser partidarias de dar o no difusión al vídeo para no sentirse con el «alma a la intemperie». Por tanto, tendremos que ser especialmente cuidadosos a la hora de reflejar sus sensaciones y peticiones en los créditos iniciales.

Cuesta reconocer que se ha excluido de un video a una parte de la población. Estos problemas van de la mano de la presencia en los grupos de expertos consultados, de personas pertenecientes a grupos marginados puesto que contamos con las siguientes premisas: las personas que pertenecen a estos grupos conocen su grupo mejor que ningún supuesto experto y, por tanto, aportarán el punto de vista adecuado; apoyarán la difusión del video entre los suyos; dispondrán de un margen de tolerancia hacia los videos realizados por personas ajenas al grupo que, a la larga, hará que se conozca y asimile el video entre los miembros de éste siempre que muestre la realidad y refleje sus opiniones. Por tanto, no deberemos olvidar en estos momentos a estos grupos.

39. Errores de ética de la investigación

– No hacer referencia a fuentes consultadas. Privar a alguien del mérito de una información valiosa es poco ético. – Plagio: copiar un trabajo parcial o completamente como propio. Desapercibido es un delito susceptible de denuncia. – Errores en la utilización de la información y falta de rigor en el análisis de los resultados. Es importante exponer con rigor lo que ya se conoce y divulgar con precisión lo que se desconoce. – Publicar los mismos resultados dos veces. No incrementa el conocimiento repetirse si no se aporta información novedosa. Doble publicación es falta de ética. – Manipular estadísticamente los resultados para que digan lo que uno quiere escuchar. Restarse a la veracidad de los resultados es volverse vulnerable en el campo profesional, legal, pero sobre todo, ético.

Entre los posibles errores de ética en la investigación están:

El trabajo de investigación científica es un servicio a la sociedad. No es un fin en sí mismo, sino un medio para aumentar el conocimiento y mejorar la calidad de vida de las personas. La obtención y difusión del conocimiento exigen un gran esfuerzo, pero sin ética en la investigación el esfuerzo puede ser inútil, cuando no nefasto.

39.1. Falta de consentimiento informado

De todo ello puede […] El consentimiento informado debería ser explícito. Esto es, que debes manifestar que consientes conscientemente. Si trabajas con equipo técnico y actúas en un espacio donde se va a grabar – aunque no seas tú quien maneje la cámara – pide a quien gire el zoom antes de que así lo haga. Es el momento de la manifestación expresa. No está de más recordar que en este caso la grabación es lícita. […] El consentimiento. De casi todo el mundo. Solo hay un ‘faltón’. De 121. Yo. Ayer, ni corto ni perezoso, iba al Centro de Publicaciones. Utilizo low cost y aparezco en un vídeo mío. Nada, ni pizza ni publicación. Aparezco tres veces en diez segundos. Todas las secuencias son mucho más largas de 30 segundos. […] La autoridad (tus jefes) deberían ser modelo. […] (Q13: ¿Decidió únicamente usted realizar una acción o conferir la autorización si disponía de ella?) […] Porque es lo que nos han adoctrinado. Que no nos digan tenga la bondad. […] Fotos y vídeos: tres exenciones. Texto. Las dos exenciones no necesitan consentimiento. […] La captación de imagen y/o voz única no determina la necesidad de consentimiento si el afectado firma una relación mercantil. […] Texto que se puede utilizar. […] Videoclip no autorizado por la celebridad. […] Beneficiarte económicamente. […] Depende del soporte. […] Única finalidad de recoger datos despectivos. […] El consentimiento de menores de 14 años deberá ser otorgado por la persona […] Personas trans no tienen obligación de revelar su identidad de género. […] Sector público. […] Personas públicas. […] Testigos, […] Te llevan a los calabozos.

Por defecto, si grabas o proyectas con conciencia de estar en un lugar donde se realiza grabación de imágenes – para una película, viaje u otro motivo -, se entiende que consientes por el mero hecho de permanecer. De igual modo, para una grabación de carácter colectivo, como puede ser una manifestación, el mero hecho de asistir a la misma se entiende como consentimiento informado: se puede grabar, con imágenes y voces inaudibles, pero a partir del silencio otorgado una vez más. No puede considerarse consentido, con las limitaciones propias al comercio y el consumo, el simple hecho de ir a una tienda, grabar y sacar partido económico de ello.

40. Errores de evaluación

Errores relacionados con el conocimiento previo: i) El sesgo producido cuando el contenido del video (más o menos si es un programa de televisión) posea información nueva para el que lo visiona. Si éste no trabaja esta información, procederá a mezclar parte del nuevo contenido (que juzga relacionar) con el antiguo, la situación natural. Efecto potenciador-elucidador-alternador de la información habitual: indagar cuántas ideas se pueden dilucidar, cuáles nos pueden ayudar a resolver un problema concreto); ii) En «racionalizarla hemos de desplegar» cómo la faceta que debemos trabajar en cada ocasión es la que identifica y desarrolla la información provista, de muchos estímulos emitidos por la pantalla. Cuando procedemos a este análisis tan sólo de una faceta extraemos menos información de la que pudimos, y podemos, deducir. Errores observados en el trabajo de comprensión: i) Exceso en el empleo de actividades o aspectos de atención dirigida. No podremos compararlo con el mismo material presentado en un medio autónomo, como pretendíamos (p.e. determinados videos o auditorias), ya que «alguien, desde el aula», orientó las actividades. En el caso de that asks atención closely by inappropriate_actuation (p.e. with of informative value); ii) Muy de la mano al estudio descriptivo it derivables, also issities_from te.tasks made it «hide» Algunos puntos of concern with the data received.

Aborda problemas relacionados con la recogida, manejo y utilización de información. En muchas ocasiones se toman como parámetros de medida: i) Número de reproducciones: si lo consideramos un video para analizar posibles dudas, nivel de atención, dificultad, si se responde a cuestiones planteadas en el aula para mejorar destrezas orales, se hace difícil recoger información fiable. ii) Mero cumplimiento de la tarea. En muchas ocasiones el criterio empleado para evaluar la actividad se basa en la realización o no de las tareas, o en el grado de autonomía que muestra el alumno. Sin embargo, los valores que subyacen a los vídeos: redundancia, información explícita, ambientación son los indicadores válidos y dignos de atención. iii) Falta de comparación entre la situación presente (cuando se pondera la misma que en papel) y la situación sin el recurso audiovisual. Volver a tener en cuenta los cambios producidos por la modificación del medio en el que se presenta. También si hemos de analizar el uso del ámbito cognitivo de uno de los cuatro procedimientos (orales, escritos, gráficos-táctiles, audiovisuales e hipermedia), deberemos comparar entre sí solamente los videos presentados. iv) El uso de preguntas de evaluación de la comprensión de los videos que expone y refuerza los contenidos del mismo. Si el objetivo primordial es el de afianzar determinado contenido, se precisan preguntas aplicativas para poder «dilucidar» en qué medida el aprendizaje subsistió. 41. Mero estudio descriptivo. No debemos limitarnos a describir la situación dirigiendo todos los esfuerzos al visionado del texto audiovisual, sino preguntarnos abiertamente cuál debió ser el ámbito libre en su momento y si se desarrolló. Poseer una actitud esclarecedora para detectar si puntos de la acción.

40.1. Criterios de evaluación poco claros

En un contexto más tradicional, el docente suele tener mayor control sobre el trabajo desarrollado por los discentes. Unos mismos recursos y acercamientos docentes probablemente arrosten diferentes resultados de aprendizaje. Este abanico de alternativas se multiplica exponencialmente en entornos de formación virtual con aprendizajes más flexibles, a menudo en terreno semiexploratorio, donde el filtro crítico del docente y los recursos educativos disponibles incrementan notablemente la gama de abordamientos posibles, sea en términos de interpretación del aprendizaje, sea para aportación de recursos para su enseñanza. En el fondo, se trata de toda una serie de agentes con más o menos control sobre el entorno, intereses y herramientas de utilización, a priori, bastante diversos, con lo cual no es extraño que los resultados de aprendizaje y de evaluación arrosten un alto grado de variabilidad.

Un criterio de evaluación poco claro puede llevar a resultados confusos y decepcionantes. Un buen recurso consiste en presentar un modelo de vídeo o plantilla. Un criterio tendrá sentido en la medida en que el discente reconozca que aparece o es referido explícitamente en el modelo. Un consejo útil al respecto es que diseñemos un primer borrador de un modelo de vídeo, de tal manera que constituya un primer ejemplo sobrepositivo fácilmente alcanzable. Dejemos espacio para que los discentes lo superen. Si todos ellos lo evidencian, parece que el criterio se ajusta a lo que pretendemos.

41. Errores de difusión

44. Difusión [euros = público] – el segundo error más común de este punto que está completamente relacionado con otros indexados en este post. Ya no se trata del mito del «Voy a montar material tan bueno que se difundirá y generaré 1 millón de visitas sin gastar dinero» (aunque, insisto, si tienes un buen guión/motivo para compartir no cuesta dinero que un youtuber lo comparta en su canal). Se trata de pensar que con cada euro que invierto voy a alcanzar a X usuarios (y esta es la principal finalidad) cuando a los algoritmos les interesa que gastes Y. O incluso exprimirlo un poco más (a modo de regalo, ya que has pasado por caja).

43. No promocionarlo con tiempo: Uno de los errores más comunes de las marcas o personas es no lanzar un post promocional sobre el contenido (con media o 1 semana de antelación) para que la gente lo tenga en cuenta y, por ejemplo, recuerde a sus seguidores que tal día de la semana próximo nuevo contenido de tal tipo. Como si fueras la típica promo de Tele5/Mediaset antes de un capítulo de tu serie.

42. No hacer múltiples post para difundirlo en redes: Uno de los fallos más comunes y que más visibilidad te da. No te limites a postear solo el vídeo (y aquí entra en lanzar un tweet con un solo hashtag acompañando el link del vídeo, por ejemplo). Si haces 6-8 posts únicos por cada estreno obtendrás muchas más visitas de forma orgánica, sobre todo si al menos un buen número de estos post son compartidos por alguien con cierto número de followers.

Que para que más personas vean tus vídeos no te queda más remedio que pagar es un rumor tristemente extendido en internet y falso. Además, muchos practican esta divulgación pagada con estrategias que realmente desperdician el dinero (con ejemplos muy básicos). Pero no solo no hace falta pagar por tu difusión, sino que con algunos de los errores que veremos a continuación quizá estás perdiendo visitas ¡y ni te enteras!

41.1. Escasa visibilidad del trabajo

Existe un consenso claro a la hora de asegurar que el trabajo de los asistentes o alumnos es mucho mayor si media un elemento escrito de trabajo. Hace que el alumno sea más activo, le permite fijar ideas y le exige esfuerzo, todo lo cual contribuye a un mejor aprendizaje. Además de esta razón, debe estar la siguiente: normalmente trabajamos con grupos numerosos, por lo que no valoramos la utilidad de, por ejemplo, intercambiar pareceres con nuestra pareja porque a lo mejor tapamos a estas dos personas. Si se les da un documento o referencia de trabajo, les estamos posibilitando mucho más la opción de participar.

¿Nuestros alumnos tienen suficiente costumbre para tomar apuntes o nos encontramos en un entorno universitario cuya tendencia de los dos últimos años sea la ausencia de apuntes y que permiten al alumno estudiar simplemente con lo expuesto por el profesor en la clase? Sería adecuado repartir este documento, tal vez un esquema prediseñado en el que se marque aquello que no es capaz de capturar de una exposición oral.

A la hora de desarrollar una propuesta de mejora o una acción didáctica específica, podemos caer en la tentación de no repartir un documento de trabajo y simplemente realizar una exposición oral. Aunque las explicaciones sean muy correctas, no es suficiente. De esta forma, simplificamos mucho las ideas y referencias que queremos desarrollar a lo largo de todo el desarrollo, con lo que los asistentes o los alumnos se verán obligados a tomar apuntes si quieren retener todo.

42. Errores de agradecimiento

Sinceramente, hace falta tenerlos cuadrados de acero, ¿verdad? Creo que solucionar esto es más sencillo que un chupete. ¿Confuso? El video, como no.

(Alto) Bueno, ya tienes las necesidades que tienes que cubrir. Espero que con la presentación que te hemos hecho veas que nosotros somos una gran opción. Al menos ha sido una presentación muy diferente, ¿verdad? Cliente: Sí. (Alto) Además, había algo que necesitaban que hasta que no te lo hemos mostrado no lo habías aceptado. ¿Te imaginas qué es? Cliente: No. (Alto) Además, necesitaban que el impacto de esta presentación fuera muy, muy llamativa… Cliente: Mmmm… sí (Alto) …porque, y ahí sí coincidimos, quieren comunicar a todos los asistentes y de forma muy directa su nueva estrategia. No quieren que haya dudas y que todos, comenzando por ti, te conviertas en unos auténticos embajadores. Así que, ¿qué te debo de publicar hoy? Cliente: Eeeeehhh… algo que opine nuestra empresa. (Final) Perfecto, hoy te tengo a dos grandes profesionales. Vamos a comenzar con Raúl de Orellana, el gerente de (cliente), si estás preparado ponle un dos.

Claro que sí. Creo que mayormente esto pasa en las conclusiones. Es el típico «bueno, entonces todo listo, muchas gracias por leernos», aunque también puede ser del creador del producto o servicio hacia, como en la script, la hora de la explicación de las necesidades del prospecto (P->F). Vamos a verlo con un guión ejemplo.

42.1. Omisión de reconocimientos pertinentes

B) Cometer actos de plagio. No repetiré la teoría del contagio del olor y la luz… usted ya me habrá entendido… no se apalanque sobre el trabajo y el honor del esfuerzo ajeno. Entendido que su intención sea didáctica y sin fines de lucro, agregue valor aportado contrastando el trabajo de los demás con un análisis crítico, con explicación de ¿cómo se ha creado esto? análisis de un nuevo escenario, con explicación de ¡¿y esto cómo se hace?! análisis de las alternativas, con explicación de ¿por qué elegir esta solución? Y no se centre solo en los autores que creen haber filmado el video original. Si, por ejemplo, descarga una banda sonora libre de reconocimiento (porque se sabe de memoria que es preciosa) y trabajó sin mostrarla directamente, ¿reservó un par de compases para mencionar su URL original?

Aunque, por razones de estética del video, te contraindicte el incluirte de lleno en el video de reconocimiento, Viking le sugiere que sea absolutamente explícito en los comentarios del video, donde es inexcusable expresar los agradecimientos correspondientes, e, incluso, donde le será sumamente útil para aquellos usuarios que, como Ud., somos comprensiblemente vagos y no deseamos ver un video aburrido que ya hemos visto y entendido -aunque después cerraras la «advertencia de accidente» del amigo- el listado abreviado de agradecimientos, nombres y URLs de Imágenes y Sonidos, con sus respectivas licencias, es decir, los recursos multimedia utilizados por si a alguien le interesa contactar o tropezar con nuevos y interesantes sitios.

A) No incluir en el video los reconocimientos pertinentes. Viking le sugiere que tome unos pequeños segmentos con los créditos que considere apropiados de los autores o propietarios del material utilizado, para evitar que, en caso que estos usuarios utilicen las herramientas de Detección del copyright de plataformas como YouTube, Alibaba, Facebook, Vimeo, etc., metan a tus videos en la lista negra.

43. Errores de conclusión

47. Errores o mal diseño del mensaje. Finalmente, nos encontramos con otros que no tienen muy claro qué quieren decir, a pesar de que evidentemente el mensaje principal está claro. Un error de sintaxis o del mal uso de alguna figura retórica dan al traste con el mensaje.

46. Errores de enseñanza. Celebramos a todos los web 2.0 que incursionan en este campo del video marketing aprendiendo efectivamente enseñan sin un verdadero conocimiento de los temas; nos gustaría orientarles y corregirles para que les saquen todo el jugo posible a sus inversiones. Por ejemplo, los vídeos que les presento a continuación son realmente muy buenos, pero cometen un grave error a la hora de enseñar.

45. Errores de transición entre secuencias. Algunos videos están muy bien producidos y filmados, sin embargo, no tienen coherencia cuando pasa de una escena a la otra.

44. Errores por crítica. Cuando tratamos el tema de cultura y el tema de empresas hay dos formas de hacerlo: puntualizamos los logros de la ENI o criticamos fuertemente a la ENI y sugerimos algunos indicadores que llevan a su fracaso; sin embargo, algunos han interpretado que la crítica es para el grupo ENI, lo cual debe corregirse.

43. Errores de conclusión. Recuerde que la conclusión del video siempre debe personificar el mensaje o como se dice coloquialmente «dar en el clavo»; el error es que.

43.1. Resumen insuficiente de hallazgos

A nivel interno, algunos fabricantes de DMS realizan diariamente un informe personalizado para cada Coordinador (departamento, Zona, área) sobre toda su muestra disponible: desde esta vista se puede ir a la de seguimiento de cada concesión pinchando directamente. Los buenos fabricantes de vídeo analíticos facilitan informes ya impresos o inyectan automáticamente la información en el sistema que utilice el cliente (por ejemplo, FAST para SEAT España), aunque a veces pasa que el DMS solo permite a la Red ver el vídeo directamente sin facilitar mecanismos alternativos para el trabajo del Coordinador ni de su jefe. En esos casos, el fabricante, si tiene una actitud proactiva, se lo envía directamente a éste. El informe de NORMA-matic (fabricante alemán que colabora con marcas de fábrica como Audi, Ford y Opel) se guarda en una carpeta del contenedor de Winkhaus Access Management Tool para que el Responsable Comercial lo vea y lo comente: suele contener resúmenes más específicos para el Comercial de cada concesionario y de interés solo para su responsable (o para el Gerente, que a su vez, puede ser un Usuario especial).

Otra de las tareas primordiales del director de operaciones y de la dirección es realizar periódicamente un resumen de los hallazgos y cambios significativos, que permita al observador del video hacerse una idea a primera vista de lo que contiene, evitándole tener que visionar completos decenas o centenares de videos, buscando a ver si encuentra algo interesante que comentar. Muchas veces, las personas responsables del seguimiento de las variables escogen el primer vídeo del día (por ejemplo) para comentar algo (habiéndose obtenido otros 264 de valor casual).

44. Errores de referencias

No por hablar muchas veces equivocadas se hace uno menos tonto. El sistema general dentro de cualquiera de las pocas especialidades deviene de apuntar la buena técnica y, por lo tanto, la técnica aceptada, aquella que en función de su material diferente entre deportistas no puede ser sometida a un proceso de control como tal, con lo cual «dispara automáticamente». De esta manera, en el momento en el que al técnico y, obviamente, a su deportista, individualizado este proceso –control «peripheral» como lo llama J.M. Garrido- se le escape del control general, se debe en ese momento acudir al video para elaborar posteriormente un correcto trabajo sobre el material afectado. De normal, esas diferencias deberían ser inapreciables para ambos/as al no poder someterlas a un control consciente/»Response de apropiado», condicionado por factores de transmisión motora.

Igual que en la grabación de escena, aparece el sistema de apuntar el final de los saltos con referencias, que era una exquisita manera para mostrar el error del salto, pero no más que a partir del error de la propia referencia. A título de ejemplo, imaginen que usted es un entrenador de salto de altura y durante una sesión de control de video se encuentra con un salto erróneo y, mientras lo controla con su deportista, ve que la referencia que ha elegido no es demasiado buena y que la única manera para que su deportista haga el salto de manera correcta y sólo con la imagen de dicha referencia favorezca su rendimiento, algo sencillo pero inalcanzable a la vez (longitud de zancada – velocidad de despegue, colocación del novio en pértiga, gravedad centrífuga en discos o jabalina…)

44.1. Citas incorrectas

No poner las citas pertinentes o no mencionar el origen del material audiovisual que utilizamos para ilustrar el video es como si mostráramos un texto, una imagen o un gráfico sin mencionar cuál es el origen. Un error muy común es, por ejemplo, utilizar música comercial en los videos sin pagar los derechos de autor o sin hacer mención de ello, ya que según la normativa, para utilizar la música comercial en un video que va a ser difundido por los cauces normales, hay que seguir tres pasos: pagar un canon (dinero) a la entidad que gestiona estos derechos, por ejemplo, a la SGAE si la música es española; adquirir el material sonoro mediante alguna fórmula (a menudo se usan colecciones de música libre de pago o se paga a una empresa por un fondo de música sin pagar los derechos de autor); mencionar el origen dentro del video: Música de (nombre del intérprete o grupo).

Es un error muy común entre muchos estudiantes hacer citas en video de múltiples maneras: no poner citas de material que hemos utilizado realizando montajes de video, no citar ni mencionar en la difusión el origen de las imágenes o no poner las citas pertinentes para el material utilizado. Uno de los problemas principales del material audiovisual es que, aunque a veces es muy fácil descubrir el origen del material que ocupa el video, es relativamente fácil editar audio y vídeo mediante cualquier editor gratuito, lo que dificulta encontrar el material original. Por eso es muy importante poner las citas pertinentes dentro del material, ya sea de audio, de video o fotográfico. (Ver el apartado de Derechos de autor)

45. Errores de formato

Si estamos ante un grupo homogéneo, que comparta estable y conozca con todo detalle los procedimientos que desempeña, incluyendo cuándo, cómo y en qué condiciones debe realizarse cada tarea: Inicia la sesión como presencial, crea una conexión amigable y rompe el hielo, si dispones de cámaras controla la conexión visual con TODOS. Aplica estrategias «más pasivas» de dinamización (por ejemplo al iniciar una discusión puedes indicar a quién siguen te luego), con grupos tremendamente grandes se hace más necesario mantener el «ciclo» de comunicación breve y proyectivo. Planifica iteraciones para mantener la atención o agiliza la implementación de las actividades. Di algo que se mo (seguiré implementando el mismo ritmo de preguntas, pero adelantaré la compensación con puntos al grupo cuyo jugador sea penalizado). Nunca pienses en terminar la sesión hasta el final, si adelantas la proyección de un «final satisfecho» de forma prematura podrá dificultarte la consecución del objetivo.

Los siguientes también se deben a errores de técnica general: volumen de voz excesivamente bajo e inmodulada (voz uniforme, todos los tonos iguales), velocidad excesiva (aceleración de la voz, precipitación, dificulta la comprensión), lentitud excesiva (cansancio, pérdida de la atención), muletillas y vicios del lenguaje (investiga canales de formación que te ayuden a localizarlos y buscar estrategias para corregirlos). En el reclutamiento a distancia hay que huir del lenguaje monolítico («El comunicado oficial dice»), piensa que la forma no sólo da contenido, puede ser motivo de énfasis en una u otra idea. La postura corporal «engaña» el lenguaje verbal. Que estés cómodo en la silla (no es bueno que la postura «impida» ser detectado al irte hacia el monitor, que los hombros y cintura se mantengan más o menos frontales a la cámara), pero ojo con mantener una postura «fija» (espantan). En el ojo de la cámara… NEUTRALIDAD. Con actitud positiva, amable, serena, corta, neutra. No te idealices ni dramatices, la naturalidad se basa en tranquilidad, no en apatía.

45.1. Estilo de presentación inadecuado

Para poder orientarnos respecto de un estilo de comunicación y autoexaminarnos con posibilidades de cambiar, es indispensable ejercitar tanto el análisis como la introspección, y para ello la observación directa de la actuación del docente debería ser una tarea programada, sistemática de desarrollo de la capacidad para observar, contemplar, vislumbrar y darse cuenta de. Aunque, a priori, el alumno haya operado con el video como instrumento, será más rico el análisis partiendo del punto de vista de la comunicación del docente que realiza el video, que beneficiará a todos por ser una actividad que destacará al contenido académico otro de tipo formativo: el ojo crítico estará puesto en las estrategias y actuaciones del presentador a través de la imagen móvil.

En un video educativo, un estilo de presentación lineal, aburrido, excesivamente formal, solemne, impersonal… producirá rechazo por parte de casi todos los estudiantes, lo cual puede tener como consecuencia una actitud pasiva que dificulte la adquisición del conocimiento. En el contexto de la enseñanza en general, y más específicamente en el uso de video aplicado a la enseñanza en particular, por estilo comunicativo, nos referimos a la manera de transmitir el mensaje a los demás alumnos, que no tiene por qué coincidir con nuestra forma de ser. La comunicación es un aprendizaje funcional, no formal, es decir, atento a las propias experiencias previas, sin necesidad de adoptar pautas rígidas. Es suficiente con que nos demos la oportunidad de observar a los demás y observarnos a nosotros mismos como elementos activos en la interacción con los alumnos.

46. Errores de redacción

Audiencia. Enfócate en tu público. Piensa en el destinatario (o destinatarios) del mensaje. Tenlos presentes durante toda la realización del video. ¿Qué conocen de la realidad? ¿Qué conocen del tema? Planifica la información que das y cómo la das. Prueba a utilizar diferentes técnicas para captar y llamar la atención de los espectadores hacia el contenido. Las principales son: mezcla planeada/inmediata entre primeros planos y planos generales, distintas posiciones de cámara, toma lateral de movimiento/toma inferior de movimiento/toma desde la perspectiva del actor, tomas de detalles, montaje visual con sonido paralelo o el montaje retórico, contrapicado/picado, diversos ritmos. Piensa qué otras nuevas te pueden surgir como útiles para captar y mantener la atención. Familiarízate con ellas.

Redacción. Evita hablar mucho, recuerda que el protagonista tiene que ser el video. Utiliza frases cortas, directas y afirmativas. Si pronuncias de 1 a 6 palabras por segundo, tu mensaje se almacenará en la memoria a largo plazo. Si pronuncias hasta 10-12 palabras por segundo, el mensaje será efímero y se olvidará en pocos segundos, no llegará a la memoria a largo plazo. Ve al grano. No extiendas tu mensaje más de lo estrictamente necesario. Si quieres grabar un video más largo o con mucha información, divídelo en varios videos. Impresiona desde el principio y engancha con el contenido. Procura que en menos de 20 segundos se sepa cuál es tu mensaje y prepáralo muy bien para hacerlo atractivo y original.

46.1. Falta de cohesión textual

A continuación, presento algunos aspectos fundamentales en la construcción cinematográfica que el profesor responsable debe considerar para la enseñanza de este recurso en el aula. Se dice que hay cohesión personal del emisor con su mensaje y cohesión de los diferentes elementos que componen el mensaje. La coherencia es la relación lógica que debe haber entre los diferentes elementos del mensaje para que éste mantenga una estructura equilibrada. Las propiedades que tiene un videoclip son de dos tipos: funciones discursivas (como relatar historias) y funciones estilísticas, al ser un tipo de video que busca el carácter de «arte» en cada una de sus escenas.

Este error se refiere a la película que, como sus protagonistas, debe tener consistencia y cohesión. Si se va de un tema a otro sin que haya una motivación en el guion, es bastante probable que el espectador abandone o ignore las pretensiones del realizador. Tampoco debemos olvidar que cada escena de un guion de cine tiene tres objetivos. El segundo detalle de la escena debe estar presente en el espectador y, por último, cada una de ellas debe dar cohesión al conjunto de la trama. Dos competencias interrelacionadas pero diferentes. La primera es la capacidad de producir estructuras coherentes con el texto fuente en una fuente comunicativa considerada desde el punto de vista del realizador del programa.

47. Errores de traducción

En cuanto a la traducción de la parte en la que digo el trailer, lo he sacado de la información sobre el juego. Como os dije en el trailer anterior, este fue hecho por mí con imágenes del juego y las imágenes son lo más breve posible del juego que encontraba. Una vez me puse manos a la obra, no me convenció por ningún aspecto, por la parte de que las imágenes estaban desenfocadas y que el ritmo, para mi gusto, se desviaba demasiado. A cámara no me sale hablar, por tanto decidí hacer videos comentando información acerca de los juegos que adquiero en algún pack determinado mensualmente.

Al parecer, en la parte inicial del video tradujeron mal la oración. En vez de «No sabes lo que encontré», debería ser «No sabes lo que perdiste». Decir «encontré» da la sensación de que recuperé algo que perdí. El problema con la traducción se debe a que no es un juego que salió anteriormente y que ahora lo jugué. El juego me encantó tanto que jugué 200 horas y pensé que debería haber más gente con conocimiento acerca de este juego, por lo cual me encantaría que mi gente hispanohablante pudiera ver un video acerca de este tema de forma resumida para los planes de Humble Bundle, al cual estoy suscrito. Fue entonces cuando me di cuenta de que lo que no saben de mí es que soy muy tímido hablando delante de una TV y poniendo voz a un cómic me cuesta un mundo, pero a cámara no me afecta en absoluto, al igual que a otros no se les da bien a ambos, por lo cual decidí abrirme un canal.

47.1. Pérdida de matices lingüísticos

Este utilitario con el que la mayoría de las personas aborda tópicos concretos no es vacío de contenido. Si bien suele hacerlo por pura intuición, también es raro que ponga al realizar el vídeo, si está en dar respuesta a los cuatro principales interrogantes: quién, qué, cómo y por qué, sobre todo cuando es un target de una segmentación de mercado empresarial. Por último, recuerda que no es lo mismo dirigirse a gente de distintas divisiones geográficas, algo alto comprender a datos o a imágenes. Solo se logra con la ayuda de las costumbres latinas, sino que estos también a academia previos esos estereotipos. They will conner feeling.

Algo que sí podemos hacer como un grupo de personas es buscar otros recursos de frecuente uso que muestren ejemplos concretos de actuación de las empresas. Un caso claro y muy relevante son las entrevistas tipo sobre la estrategia corporativa mostradas por varias televisiones, pero destaco especialmente las de empresas cotizadas del IBEX35. Las explicaciones de sus altos ejecutivos y sus variantes en inglés por parte de los dirigentes en recursos audiovisuales son siempre útiles, con mayor o menor grado, pero Clark nos da la siguiente definición sobre un vídeo en un artículo, pero sabremos cómo traducirlo: los vídeos representan los datos tomados de la información visual funcional o narrativa. Normalmente, el término guarda relación con diversas secuencias de imágenes visuales que, reunidas, consiguen un vídeo que, en palabras del diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, ejemplifica el tubo al receptor mediante el que se recibe o se envía la información y que aprovechando los distintos canales de televisión que hay. En el caso de las empresas, su recaptación de imágenes, eso que primero se hizo llama grabación de fotos y a día de hoy videos. La información, por tanto, se constituye a partir de la imagen sin pérdida de los valores reales o fidedignos del ente más, pierde la imagen real del sega posterior.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave the field below empty!